Haz tu coche más económico con estos 8 consejos

Incluso si su automóvil no está en la lista de los automóviles más económicos, algunas medidas simples pueden hacer que el automóvil sea más económico, lo que, además de ser bueno para su bolsillo, le ahorra al conductor el miedo de quedarse sin combustible.

Aquí están:

1 Conduzca suavemente para un automóvil más económico

Este es el primer y más importante consejo. Acelerar y frenar en todo momento son actitudes que consumen combustible innecesariamente.

2 Compruebe el inflado de los neumáticos al menos una vez al mes.

Incluso si los neumáticos están medio vacíos, el consumo de combustible aumenta, lo que no es bueno para su bolsillo ni para el medio ambiente. Tenga cuidado de no aumentar su huella de carbono.

3 No llene el maletero

Retire los juguetes, la caja de herramientas y todo lo que no necesite estar allí. Recuerde que el maletero no es un armario y que el peso extra consume más combustible.

4 Realice menos viajes cortos

Los coches consumen más combustible cuando funcionan con el motor frío, así que si vas a salir con el coche, haz tantas tareas como puedas en el mismo viaje. Este es un consumo responsable.

Vea aquí otras actitudes de quienes practican el consumo responsable.

5 Planifica la ruta

No hay mayor desperdicio de combustible que conducir buscando un lugar porque no consultó un mapa antes de irse. Un dispositivo GPS y aplicaciones como Waze están ahí para ayudarnos a localizar direcciones que no conocemos.

6 Utilice las marchas para reducir gradualmente la velocidad ...

... y los frenos para detenerse por completo. Intente cambiar de marcha a 2.000-2.500 rpm para obtener el mejor uso posible de su combustible. Controle las revoluciones por minuto en el cuentarrevoluciones (o tacómetro) en el tablero del automóvil.

7 No frene ni acelere bruscamente a través de obstáculos

Pase los obstáculos de reducción de velocidad a velocidad constante, en lugar de frenar y acelerar bruscamente.

8 Use menos aire acondicionado

El aire acondicionado del vehículo quema mucho combustible. A velocidades bajas, es mejor mantener la ventana abierta. Pero no los abra cuando esté a alta velocidad, ya que esto aumenta la resistencia del automóvil y el consumo de combustible.

Por pequeños que parezcan los ahorros derivados de estas medidas, la suma de todas ellas en nuestro día a día acaba volviéndose un ahorro considerable. ¡Manténganse al tanto!