Vea cómo el minimalismo puede cambiar sus finanzas

Si piensas en tener una vida más sencilla y económica, quizás lo que estés buscando sea el minimalismo. El minimalismo apareció en la década de 1960 en Estados Unidos. Su raíz proviene de las artes visuales, pero su concepto se ha expandido a la arquitectura, la moda, etc. Desde entonces, durante esta expansión a otras áreas, se ha convertido en un estilo de vida. ¡En él, menos es más! Y la sencillez y el consumo consciente son las consignas.

Pero si crees que este modelo de vida se basa únicamente en la exclusión de lo superfluo, estás muy equivocado. El minimalismo abarca no solo los bienes materiales, sino todo aquello que desvíe la atención de lo que realmente importa. ¡Qué te hace feliz! De esa forma, transformará su forma de pensar y actuar.

No es una adaptación fácil, pero tranquilamente ocurre el cambio. Lo importante es sentirse capaz de cambiar, querer un nuevo estilo de vida. Además, dejando de lado el hábito del consumo, comienzas a dar nuevos rumbos a tu dinero. Todo lo que gastaste ahora se puede invertir en ti, en tu felicidad.

¡Solo lo necesario, lo extraordinario es demasiado!

¿Lo que realmente importa? ¿Alguna vez te has preguntado eso? Probablemente tenga mucha ropa y zapatos en su armario que ya no usa. ¡Quizás, incluso algunas partes etiquetadas! Todos estos elementos solo sirven para ocupar espacio, ya no te sirven. Entonces, ¿por qué mantenerlos a salvo? Puede intentar venderlos, como ya hemos mostrado aquí, y ganar dinero extra. O simplemente dónelos; muchas personas pueden estar necesitadas. Lo importante es entender que no necesitas 30 camisetas, tal vez 10 sea suficiente; o incluso menos.

¡El cambio está en la cabeza! Al darse cuenta de que no es necesario tener muchas cosas para ser feliz, el minimalismo comienza a tener sentido. La felicidad no está en la acumulación de cosas materiales, sino en las experiencias. Para alcanzar esta conciencia, es necesario reprogramar la mente consumista a una minimalista. Los libros, videos y podcasts sobre el tema pueden ayudarlo en esta transformación.

Cómo adaptarse al minimalismo

No hay reglas para incorporar el minimalismo, cada uno tiene una necesidad. Sin embargo, cuando tenga dudas, comience con lo básico. Abandonar lo que tienes no es tarea fácil, así que vayamos despacio. Escanea el armario, por ejemplo, mira cada pieza que tienes y sepárala. Es importante dar preferencia a los que tienen más significado y usabilidad. Tus compras por impulso o que ya no te sirvan pueden ganar nuevos destinos.

Repite esta dinámica en todas las habitaciones de la casa. No se preocupe por la duración, puede variar de persona a persona. Tener una visión amplia de lo que tienes te ayuda a percibir todo lo que es exceso. A menudo adquirimos cosas por influencia, no por necesidad. En el minimalismo es importante aprender a decir ¡No! Al aprender, verá cómo se pagará el dinero y podrá ahorrar. Si lo desea, incluso puede invertir para planes futuros.

Ocio minimalista

Vivir una vida con menos cosas materiales puede traerle más ligereza. Sin embargo, el minimalismo va más allá. El objetivo es aprender a ser consciente, las 24 horas del día, de lo que está haciendo y por qué lo está haciendo. De esa manera, podrá lidiar mejor con los impulsos de compra y comprender qué le brinda verdadera felicidad.

A menudo, ponemos mucha energía en el trabajo o en actividades que no hacemos. Con el tiempo, nos olvidamos de nosotros mismos, de nuestras necesidades. Es fundamental equilibrar estos dos momentos. Es decir, trabaja el tiempo necesario e invierte tiempo para lo que renuevas emocionalmente. No hacer nada también puede ser una excelente manera de relajarse y ser feliz. El ocio puede traerle muchas cosas buenas, nuevas ideas y horas de calidad con su familia o solo. Con el tiempo, te darás cuenta de que en los momentos más simples es cuando te sientes más feliz. Disfruta y sigue otra práctica del minimalismo: ¡sé agradecido!

Ahora que ha aprendido que ser parte del minimalismo es transformador, ¿qué tal comenzar esa experiencia? Tu vida personal y profesional puede cambiar por completo. ¡Pero cuidado! Es importante querer este cambio y estar preparado para él. Comenzar una vida minimalista requiere una mente abierta para volver a aprender a consumir y vivir con menos. Si es necesario, aquí hay algunos consejos sobre cómo mantener el equilibrio emocional.

Por Thaís Garcez