Cuidado de la piel del rostro: nuevos tratamientos imperdibles

Con cada año que pasa, surgen nuevas técnicas para el cuidado de la piel. Y la mayoría de ellos tienen el mismo objetivo: la estimulación del colágeno en la piel.

A partir de los 25 años, la producción de colágeno comienza a disminuir. Es por eso que los dermatólogos son unánimes al afirmar que la prevención debe comenzar a partir de esta edad.

Una dieta equilibrada, el uso diario de protector solar, la ingesta de agua y la hidratación son la base para una piel bella. Además, hoy en día hay varios tratamientos modernos a nuestra disposición.

Los siguientes son algunos tratamientos para el cuidado de la piel facial:

Andrey Shevchuk / Istock

C02 fraccionado

Este láser llega a la dermis media, contrae las fibras elásticas y estimula la formación de nuevo colágeno. Favorece el rejuvenecimiento facial sin sacar al paciente de su rutina, mejora el tono y da más firmeza a la piel, además de reducir arrugas, manchas y cicatrices.

Hilos de silueta suave

Son hilos absorbibles, hechos de ácido poliláctico, que tienen un efecto lifting y, poco a poco, favorecen la restauración del colágeno. Están indicados para disminuir la flacidez de la piel y estimular la producción de colágeno. Es una técnica sin cortes, realizada con anestesia local, con resultados naturales.

Lifting: entienda que es y que tipos

RossHelen / Istock

Fraxel

Este láser tiene dos formas de aplicación: la primera, para el rejuvenecimiento profundo y eliminación de las cicatrices del acné; el segundo, para tratar imperfecciones, poros, textura y arañas vasculares, con un rejuvenecimiento más superficial. En ambos casos, estimula la síntesis de nuevo colágeno en la piel. El tratamiento debe realizarse a intervalos mensuales y el número de sesiones varía según cada paciente.

Maquillaje perfecto: que ponerte en la piel antes de maquillarte

Thermage

El equipo, indicado para combatir la flacidez facial, emite ondas de calor que actúan en las capas más profundas de la piel, estimulando la producción de colágeno. El dispositivo reduce las arrugas y la piel queda más firme, con más tono y frescura. El tratamiento se realiza en una única sesión y su efecto dura unos dos años.

sigue leyendo