Septiembre amarillo: descubre la campaña que salva vidas

Nunca se ha hablado tanto de salud mental como en 2020. Y en un año como este, la campaña Amarillo de Septiembre es aún más necesaria.

Desde 2014, el mes de septiembre es el Mes de la Prevención del Suicidio , una iniciativa de la Asociación Brasileña de Psiquiatría en alianza con el Consejo Federal de Medicina.

Además de concienciar sobre el tema, el principal objetivo de la campaña es prevenir y reducir el número de casos. Solo en Brasil se registran unos 12.000 suicidios al año . En todo el mundo, hay más de un millón de casos al año.

Según el folleto elaborado por la campaña, 32 personas se quitan la vida por día en el país y el 17% de los brasileños ya ha considerado la posibilidad. Los hombres y los jóvenes representan la mayoría de las víctimas.

Tema tabú en Brasil, el suicidio volvió al centro de las discusiones por los efectos del aislamiento en la salud mental de la población en medio de la nueva pandemia de coronavirus.

Según datos de la agencia ComunicaQueMuda (CQM), publicados por Folha de S. Paulo, en mayo de 2020 se registraron 103.923 menciones del tema en redes sociales .

Septiembre amarillo: entender para prevenir

Para prevenir nuevos casos, es fundamental conocer los factores que pueden llevar al suicidio y también reconocer posibles signos de que una persona pueda estar en riesgo.

Según datos oficiales de campaña, la gran mayoría de estos casos están relacionados con trastornos psicológicos. Primero aparece la depresión , que hoy afecta a más de 12 millones de brasileños, seguida del trastorno bipolar , el abuso de sustancias y la esquizofrenia .

Para evitar el estigma, también es necesario comprender que no todas las personas con uno de los trastornos psicológicos antes mencionados estarán necesariamente amenazando su propia vida. Los datos solo muestran que, en los casos notificados, se identificó una relación con trastornos mentales.

Por este motivo, el seguimiento psicológico o psiquiátrico es fundamental en los casos de problemas de salud mental para un tratamiento adecuado caso por caso.

Sin embargo, no son las únicas causas posibles. Existe una interacción compleja entre factores psicológicos, biológicos, genéticos, culturales e incluso socioambientales que pueden actuar como desencadenantes emocionales.

Según el folleto de Septiembre Amarillo, estas son las otras señales de advertencia:

  • Antecedentes personales: el intento anterior se considera el principal factor de riesgo;
  • Ideación suicida: comentarios que demuestran un sentimiento de desesperación, impotencia o desesperanza;
  • Estresores recientes: separación, quiebra, pérdida del empleo, pérdida de un ser querido, migración, entre otros;
  • Eventos adversos en la niñez o adolescencia: también se consideran factores de riesgo el haber sufrido maltrato físico o psicológico y la falta de apoyo social;
  • Presencia de otras enfermedades: las enfermedades crónicas son factores de riesgo, especialmente las neoplasias en fase terminal.

Además, es importante estar atento a señales que sugieran despedidas , como cartas, tickets, llamadas o mensajes en las redes sociales.

También se deben observar los comportamientos impulsivos provocados por eventos negativos y comentarios que indiquen una profunda infelicidad y descontento con la vida.

Sepa dónde encontrar ayuda

Como sugiere el lema de la campaña, se necesita acción. Los suicidios se pueden evitar y la acción es fundamental para prevenir nuevos casos. Reconocer la existencia del problema es el primer paso, pero buscar ayuda especializada es lo que salva vidas.

Un canal importante en esta lucha es el Life Valuation Center (CVV), que ofrece apoyo emocional gratuito en la prevención del suicidio por teléfono, correo electrónico o chat, las 24 horas del día. Para contacto telefónico, llame al 188 .

Otra opción son las redes de psicólogos que ofrecen asistencia gratuita - presencial y online - en diferentes regiones del país. En São Paulo, está el Instituto Gerar que lidera el proyecto Varandas Terapéuticas y el Colectivo Psicoanalítico en la Calle - São Carlos.

En Río de Janeiro, existe la red CAPS (Centro de Atención Psicosocial) , que son unidades para la recepción de personas con problemas de salud mental. Hay varias unidades en la ciudad y puede encontrar la lista completa con números de teléfono y direcciones en el sitio web del Ayuntamiento.

Para aquellos que pueden pagar, existen plataformas, como Zenklub y Vittude, que ofrecen terapia online a diferentes precios. También hay psicólogos autónomos que migraron a Internet debido a la pandemia.

Por último, el sitio web oficial de Yellow Yellow ofrece materiales descargables gratuitos, como un folleto con información más detallada sobre las causas, los factores ricos y los métodos de prevención.