Deficiencia de vitamina D: conozca los riesgos y cómo evitar esta deficiencia

En marzo de este año, la Universidad de Turín publicó un estudio que sugería que la  vitamina D podría ser un gran aliado en la prevención del Covid-19 , una enfermedad provocada por el nuevo coronavirus . Los expertos responsables del estudio dijeron que se identificó una deficiencia de vitamina D entre los pacientes en Italia con un diagnóstico positivo de la enfermedad.

Actualmente, el número de personas con deficiencia de vitamina D está aumentando, especialmente los ancianos. Hay varios factores que contribuyen a esta “epidemia” de deficiencia de vitaminas: vivimos menos al aire libre y, por lo tanto, recibimos menos sol; algunos medicamentos interfieren con la producción de vitaminas, como algunos esteroides, que reducen el colesterol y bloquean los canales de calcio.

Sin embargo, la "epidemia" puede ser más grave de lo que imaginaban los científicos. La deficiencia de vitamina D es un problema mundial. La encuesta de población NHANES - Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición muestra que el 90% de la población de negros, hispanos y asiáticos sufren de insuficiencia de vitamina D, así como aproximadamente el 60% de la población blanca.

Deficiencia de vitamina D en Brasil

En Brasil, un estudio realizado en 150 ciudades con personas mayores de 40 años demostró que existe un gran desequilibrio nutricional en la población brasileña. El estudio reveló que el brasileño tiene una alta ingesta de fósforo acompañada de una ingesta deficiente de calcio y vitamina D. Hay otro estudio realizado en el estado de São Paulo que identificó deficiencia en el 60% de la población joven sana.

¿Por qué la población brasileña carece de vitamina D y qué representa esto?

La respuesta es bastante simple: dieta desequilibrada .

Aunque la síntesis de vitamina D se produce a través de la exposición al sol, una dieta equilibrada representa aproximadamente el 20% de la producción del nutriente. Por lo tanto, si su dieta no incluye la vitamina que ayuda a absorber el calcio y el fósforo, aumenta el riesgo de debilidad ósea y muscular.

Además, la ciencia ha demostrado que esta vitamina tiene efectos significativos sobre el sistema inmunológico que se extienden a casi todas las células del cuerpo. Existe evidencia de que la esclerosis múltiple (EM) está asociada con la falta de luz solar y ciertos tipos de cáncer son más comunes en personas con deficiencia de vitamina D.

Los beneficios de la vitamina D son diversos para nuestro organismo. Consulte algunos consejos sobre cómo garantizar su dosis y evitar problemas:

  1. Empápate del sol.

El tiempo de exposición al sol varía, dependiendo del tipo de piel, ubicación, época / época del año, etc. Algunas instituciones de salud han revelado que pasar unos minutos al sol sin protector solar puede proporcionarle suficiente vitamina D sin riesgo de quemaduras.

2. Come pescado azul

Especialmente en los meses de invierno. Los mejores son el salmón, las sardinas, el arenque, la trucha, el atún y la caballa.

3. Come huevos 

El huevo, tan utilizado en nuestra dieta, es también una fuente de vitamina D. Para ser más precisos, es en la yema donde se encuentra el nutriente. Por lo que puede ser bueno invertir en un consumo moderado y saludable de este alimento.

4. Pruebe alimentos fortificados.

Algunas margarinas y cereales vienen con vitamina D agregada.

5. Suplemento

La ingesta de suplementos de vitamina D reduce los niveles de proteína C reactiva (relacionada con la inflamación en el cuerpo), detiene el desarrollo de la EM, desactiva la proliferación de células cancerosas, previene las infecciones respiratorias, etc. Consulte a su médico para que le recete la dosis más adecuada.