5 consejos para hacer el rosbif perfecto

Asar en el horno es un excelente método de cocción para la carne, ya que permite que se cocine lentamente, intensificando los sabores. Pero el resultado final no siempre es el esperado. El truco consiste en elegir los cortes correctos, que deben ser razonablemente suaves, y evitar que se sequen. Queremos que se mantengan húmedos y jugosos.

Ni siquiera un filet mignon hace un buen asado. Hay otros cortes más económicos que también son deliciosos: rabadilla, kebabs, pechuga, costilla, lagartija y costado , por ejemplo.

Aquí hay algunos consejos para que su tueste sea perfecto:

1. Usa cuerda

Para mantener un trozo de hueso en su forma original y asegurarse de que se haya cocinado uniformemente, átelo con una cuerda. 

2. Temperatura ideal del horno

La temperatura ideal del horno para asar carne es de 180ºC. Si su horno no está configurado, compre un termómetro para carne. No son caros.

3. Soporte en una cuadrícula

Coloque la carne en una parrilla en una bandeja, de modo que las superficies más grandes de carne queden expuestas y la grasa esté arriba. A medida que la grasa se derrita durante la cocción, regará la carne.

4. Suavizar

Si la carne está demasiado fina, rocíela de vez en cuando con la grasa caliente de la sartén durante la cocción. Una alternativa es cubrir el trozo de carne con papel de aluminio. Cerca del final del tiempo de cocción, retire la tapa para que la carne se dore. La carne asada de esta manera es muy jugosa y tierna, perfecta.

5. El punto de cocción adecuado

Al final del tiempo de cocción, puede ser difícil identificar si la carne está lista; incluso si se ve perfecta y dorada, la carne puede estar un poco cruda por dentro. La mejor manera de probar el punto de cocción es verificar la temperatura interna con su propio termómetro. Algunos termómetros se insertan en la carne al comienzo de la cocción y permanecen allí hasta el final. Otros se colocan unos 10 minutos antes del final del tiempo de cocción, para una lectura rápida. Siempre verifique que la punta del termómetro esté en la parte más gruesa de la carne y no en la grasa o cerca del hueso. Y también hay modelos externos.

Ahora solo prueba tu carne asada. ¡Buen provecho!

Para acompañar tu rosbif, ¡las recetas de patatas son la mejor opción!