5 bacterias que funcionan bien hoy o que lo harán en el futuro

Las bacterias son formas de vida muy pequeñas, visibles solo bajo la lente de un microscopio, pero que forman parte de nuestra vida diaria. Están en todas partes y es difícil deshacerse de ellos; de hecho, no es saludable estar sin todos ellos. Por supuesto, existen miles de bacterias que pueden traer diferentes tipos de enfermedades, pero no todas son villanos. Conozca algunas bacterias que son buenas para el cuerpo y descubra algunas que podrán tratar varias enfermedades que aún hoy son fatales.

1. Actinobacterias

Las actinobacterias se encuentran entre las bacterias del suelo más abundantes y conocidas. Puede que no lo sepas, pero es probable que conozcas su olor típico, que es bastante intenso en los bosques después de una lluvia intensa. Las actinobacterias producen esporas cuando el suelo se seca; luego, cuando la lluvia moja la tierra, las esporas se elevan en el aire y crean un olor fuerte y dulce. Las actinobacterias también se utilizan ampliamente en la fabricación de varios antibióticos y se utilizan para tratar la tuberculosis, diversos cánceres e infecciones bacterianas de la piel, los ojos y los oídos. Además, puede aumentar la atención mental.

2. Probióticos

Los probióticos son microorganismos que prosperan en el intestino humano y son bacterias que son buenas para la salud. Las bacterias que residen en el intestino contribuyen al metabolismo, absorben nutrientes y ayudan a mantener la estructura y función inmunológica. También protegen contra las invasiones de microbios externos potencialmente peligrosos. Además, incluso pueden influir en el estado de ánimo de una persona. En promedio, un adulto tiene de 1 a 2 kg de bacterias en el tracto intestinal, que albergan 100 billones de microorganismos.

3. Bacteria botulínica

La toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum es el veneno más letal conocido en la naturaleza, con un poderoso poder paralizante. Sin embargo, esta propiedad paralizante puede usarse para siempre. En cantidades minúsculas, la toxina botulínica alivia una amplia variedad de dolencias que afectan los nervios y músculos del cuerpo.

4. Cianobacterias

El cáncer de piel, especialmente el tipo llamado melanoma, es responsable de una gran cantidad de muertes anuales en todo el mundo. Las lociones, cremas y aerosoles brindan una buena protección cuando se usan correctamente, pero son pegajosos y es necesario volver a aplicarlos regularmente para que surtan efecto. Sería mucho más fácil y confiable si pudiéramos tomar una pastilla que previniera las quemaduras solares y los cánceres de piel que causa. En la actualidad, científicos de Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Suecia avanzan en busca de una solución estudiando cómo las cianobacterias que viven en los arrecifes de coral se protegen del sol. Además, en los últimos años se han producido avances relacionados con las cianobacterias utilizadas para tratar la leucemia y los cánceres de pulmón, riñón, colon y próstata.

5. Salmonella

No lo leíste mal: ¡la salmonela también es una de las bacterias que te pueden hacer bien! Estos tipos de bacterias son más conocidos por causar intoxicación alimentaria, pero sorprendentemente, también son prometedores como tratamientos para algunos cánceres. Varios investigadores han observado en estudios con ratas que la acción de la salmonela puede estar relacionada con la destrucción de las células cancerosas. Los estudios aún están en curso, pero es posible que en unos años la salmonella, de gran villano, se convierta en uno de los mayores aliados contra el cáncer intestinal y de piel.