Ikigai: descubre cómo encontrar el propósito de tu vida

¿Has pensado alguna vez en lo que te motiva a despertarte cada mañana? ¿Esta rutina te hace feliz? En Japón, los habitantes de Okinawa, una isla al sur del archipiélago, ya tienen la respuesta a este desafío: el Ikigai. Esta filosofía de vida ha sido la gran motivación para una vida larga y feliz. Al identificar los puntos más importantes para cada uno, pueden descubrir su propio Ikigai, es decir, su propósito. ¡Aquí le mostramos cómo encontrar el suyo!

¿Qué es Ikigai?

Esa palabrita tiene mucho significado. Iki significa vida, gai, valor. Así, reúne en seis letras todo lo que te da el placer de vivir. Pero para obtener ese impulso diario, necesita hacer un ejercicio de autoconocimiento. Es necesario buscar dentro de ti los deseos, identificar los dones y ser sincero con tus expectativas.

Como en cualquier proceso de autoconocimiento, se requiere paciencia y sinceridad. De esta forma, será posible dar respuesta a las preguntas que este ejercicio propone y encontrar tu Ikigai.

¡Descubra cómo los daneses encuentran la felicidad siguiendo la filosofía Hygge!

¿Cómo aplicar?

Para identificar el propósito de vida de cada persona en el mundo, es necesario responder algunas preguntas. Son ellas:

  1. ¿Lo que tú amas? Enumere todo lo que ama, cuanto mayor sea la lista, mejor. No omitas nada, pueden ser objetos, actividades, personas ...
  2. En qué eres bueno? Pon en papel todo lo que creas que haces muy bien. Si eres muy bueno cocinando, agrega ese talento. Si tienes un don para la jardinería, inclúyelo también. No dejes fuera ningún talento.
  3. ¿Qué se le puede pagar por hacer? Revise las dos listas anteriores e intente identificar dónde se puede desarrollar su potencial y generar ganancias financieras para usted. ¡Sea creativo!
  4. ¿Qué necesita el mundo? ¿En qué ámbito crees que el mundo es más necesitado y que puedes ayudar a cambiar esa realidad? Puede crear algo innovador u ofrecer algún servicio, por ejemplo. Haz este análisis.

Respondiendo a estas preguntas podrás encontrar tu pasión, profesión, vocación y misión; es decir, los cuatro pilares principales de la vida. ¡Y la intercesión de estos pilares es el Ikigai tan deseado! Pero vale la pena decir que Ikigai no necesariamente tiene que ser una profesión, puede ser un hobby, por ejemplo. Entonces, no pierdas el tiempo, haz este ejercicio y encuentra tu razón de vivir.

Una vida sana y sin estrés es todo lo que la filosofía de vida sueca, Lagom , puede proporcionar. Sepa y vea cómo ponerlo en práctica.

Tu Ikigai puede cambiar

La belleza de la vida son los cambios que nos trae. Por lo tanto, Ikigai también puede cambiar con el tiempo. Si hoy has descubierto una meta en la vida, que te motiva a perseguir tus metas, quizás, en unos años, notes que tus motivaciones han cambiado. Entonces, no dudes en responder las preguntas nuevamente y encontrar tu nuevo Ikigai. ¡Lo importante es vivir bien y feliz!

Thaís Garcez