Quiropráctica: ¿esta terapia alternativa es realmente efectiva para el dolor?

Los dolores musculoesqueléticos son muy frecuentes y pueden estar relacionados con varios factores, como la inactividad física.

Hay muchas formas de prevenir y tratar estos dolores, y la quiropráctica ( quiro significa manos y praxia significa práctica) es una de ellas.

El quiropráctico utiliza técnicas manuales que pueden aplicarse a adultos, ancianos, niños e incluso bebés.

Apareció en 1985 y se ha vuelto cada vez más popular en varios países.

Pero, ¿es realmente eficaz para tratar el dolor o es más recomendable buscar la medicina tradicional?

Obtenga más información sobre la siguiente técnica:

Cómo surgió la quiropráctica

La atención quiropráctica comenzó en 1895 en los Estados Unidos.

El canadiense Daniel David Palmer (1845-1913), que no tenía formación profesional pero era estudiante de técnicas alternativas, inició la quiropráctica, que en poco tiempo se convirtió en una de las técnicas de manipulación más populares en Estados Unidos.

Según informes escritos en ese momento, Palmer, mientras manipulaba el cuerpo de un hombre, ajustó una vértebra fuera de posición y restauró la audición del paciente.

Que es la quiropráctica

Según la Asociación Brasileña de Quiropráctica, la quiropráctica es una profesión en el área de la Salud dedicada al diagnóstico, tratamiento y prevención de disfunciones del sistema neuro-musculoesquelético, es decir, problemas en las articulaciones, músculos, huesos, tendones, nervios. y otras estructuras responsables del movimiento del cuerpo humano.

La profesión está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cómo funciona el tratamiento

En una consulta, el quiropráctico realiza una anamnesis completa, como en las citas médicas, y también hace un examen físico.

Cuando se realiza el diagnóstico, se define un plan de tratamiento adecuado para el problema en cuestión. El tratamiento es individualizado y el número de sesiones varía según el tratamiento indicado por el profesional.

Este tratamiento consiste en aplicar un método no invasivo, utilizando técnicas de terapia manual. El quiropráctico utiliza sus manos para realizar ajustes en la columna y el tratamiento también se compone de pautas en cuanto a hábitos, técnicas posturales y prescripción de ejercicios específicos.

Cuando esta indicado

La técnica se puede utilizar tanto para prevenir como para tratar trastornos biomecánicos del sistema musculoesquelético, como:

  • Dolor lumbar y de cuello
  • Dolores de cabeza
  • Lesiones deportivas
  • Lesiones causadas por accidentes
  • Tension muscular
  • Problemas de locomoción
  • Hernia de disco
  • Desviaciones en la postura.

Los bebés, los niños, los adolescentes, los adultos, los ancianos e incluso las mujeres embarazadas pueden someterse a tratamiento, y la recuperación depende de varios factores, como la edad, el estilo de vida y cuánto tiempo ha tenido el paciente el problema.

¿Cuál es la formación del quiropráctico?

Hay dos universidades brasileñas con títulos de licenciatura en Quiropráctica: la Universidad Anhembi Morumbi, en São Paulo, y el Centro Universitario Feevale, en Rio Grande do Sul.

En 2019, el Tribunal Federal legitimó el ejercicio de la atención quiropráctica por parte de fisioterapeutas con el título de especialista profesional del Consejo Federal de Fisioterapia y Terapia Ocupacional.

Beneficios quiroprácticos

El tratamiento está indicado para personas que padecen tortícolis, dolor lumbar, dolor de cuello, hernia de disco, dificultad para caminar, problemas de articulaciones de hombros, muñecas, rodillas, tobillos y codos, dolores de cabeza, síndrome del túnel carpiano, dolor y tensión muscular, entre otros.

Contra indicaciones

El cuidado quiropráctico no está indicado para personas con enfermedades específicas, como cáncer, con heridas abiertas en la piel, con fracturas, en proceso de curación de fracturas y con fiebre.

¿Es realmente eficaz para tratar el dolor?

Los estudios demuestran que las sesiones repetidas de manipulación espinal son un tratamiento eficaz para el dolor de espalda agudo y tienen algún valor para el dolor crónico.

Existe una aceptación progresiva por parte de la comunidad médica con respecto a los tratamientos quiroprácticos destinados a aliviar el dolor de espalda y otros problemas musculoesqueléticos. 

Algunos expertos médicos desaconsejan consultar con quiroprácticos por problemas que quedan fuera del alcance de los espasmos o distensiones musculares y el dolor lumbar.

Atención:

Para tener el diagnóstico correcto de sus síntomas y realizar un tratamiento eficaz y seguro, busque la orientación de un médico.