Probióticos y prebióticos: todo lo que necesita saber

El sistema digestivo está colonizado por bacterias beneficiosas que juegan un papel clave en la salud del tracto intestinal. Cuando estas bacterias beneficiosas se destruyen, después de un tratamiento prolongado con antibióticos fuertes, por ejemplo, las bacterias potencialmente dañinas pueden multiplicarse, lo que resulta en problemas digestivos y enfermedades. Por lo tanto, para garantizar una cantidad suficiente de bacterias beneficiosas, se pueden ingerir en forma de probióticos.

Estas bacterias saludables se encuentran en yogures naturales con cultivos vivos, en encurtidos, chucrut y miso. También puede tomar probióticos en suplementos alimenticios en pastillas o en polvo. Los tipos más consumidos son  Lactobacillus acidophilus , L. rhamnosus GG y bifidobacterias.

Los científicos han comenzado recientemente a estudiar alimentos que pueden ayudar a que los probióticos crezcan en el intestino humano. Estos se llaman prebióticos. Los alimentos ricos en fibra (ajo, cebollas, puerros, alcachofas, cereales integrales y verduras) son buenas fuentes de prebióticos. El consumo de estos alimentos favorecerá el desempeño de los probióticos presentes en el organismo.

Ya sea que elija alimentos probióticos o suplementos dietéticos, tenga en cuenta estos puntos:

Especificidad

Los beneficios para la salud son específicos, según el tipo, y no pueden generalizarse a otras bacterias. Según la investigación, L. rhamnosus GG , por ejemplo, es útil en el tratamiento de la diarrea infantil, pero no en el caso de la enfermedad de Crohn, que se beneficia de otros productos. Descubra qué probiótico se ha estudiado para las afecciones específicas que desea tratar.

Bacterias por miles de millones

Busque un producto que contenga miles de millones de bacterias. Este número es necesario para colonizar eficazmente el intestino. Las bacterias deben estar presentes en el momento del consumo, no en el momento de la fabricación, así que verifique la etiqueta para conocer el recuento total viable en el momento del uso. También pregunte sobre el tipo específico de bacteria presente en el producto. Si no existe tal información, es probable que no haya bacterias presentes.

"Vivo" significa "activo"

Probablemente desee cultivos vivos de acidófilos o bifidobacterias, o ambos. Los productos pasteurizados o de larga duración en el refrigerador tienen muy pocas bacterias activas. Cuando esos dos tipos están presentes, promueven un buen equilibrio de las bacterias intestinales, pero el producto debe consumirse a diario para producir buenos resultados.

Almacenamiento

Guarde todos los suplementos probióticos en un lugar fresco y seco para mantener su eficacia. Probablemente el mejor lugar sea el frigorífico.