Dolor de oído: conozca las posibles causas y sepa cómo aliviar

Uno de los dolores que más te molesta es el dolor de oídos. Lo perturba tanto que es la segunda razón más importante por la que las personas van a la sala de emergencias, solo superada por la fiebre.

Puede tener varias causas, desde cosas simples hasta razones más preocupantes. Las causas de las infecciones del oído van desde las bacterias y la falta de higiene hasta la propia humedad.

Posibles causas del dolor de oído

Lo más común es que el dolor sea causado por hongos, virus o bacterias, o si está irritado si está obstruido con agua o cera. Pero, otra razón es el uso de varillas flexibles para intentar llegar a la parte más profunda (y más peligrosa) del oído.

Tipos de infección de oído

Hay dos tipos de infecciones de oído más comunes: otitis externa y otitis media.

Otitis externa

También se llama infección del oído externo. Afecta el canal auditivo, que va desde la abertura del oído hasta el tímpano. La infección se produce cuando hay humedad y, en consecuencia, acumulación de cera. El entorno es ideal para la proliferación de hongos y bacterias. Luego, el cuerpo responde a la infección con varios síntomas, como dolor y fiebre.

Otitis media

Este tipo de infección se presenta en la parte del oído medio, formado por la parte del tímpano y una cavidad que contiene pequeños huesos: martillo, yunque y estribo. Ocurre debido a la obstrucción de los conductos auditivos con moco y líquido.

Estas infecciones suelen ir acompañadas de síntomas de fiebre alta, dificultad para oír, náuseas y vómitos. Si se agrava, el problema puede provocar pérdida auditiva.

Sin embargo, este tipo de problemas son mucho más comunes en niños pequeños y bebés. La mayoría de los problemas de infección del oído surgen de otras infecciones en las vías respiratorias.

Tipos de otitis media

Hay 4 tipos más recurrentes de otitis media:

  • otitis media aguda
  • otitis media recurrente
  • otitis media con derrame (OME)
  • otitis media crónica con derrame

Síntomas

Hay algunos síntomas comunes de la otitis media. Pero, no siempre es necesario que existan todos estos síntomas para ser diagnosticado con una infección por otitis media.

  • Dolor de oído pulsátil
  • Fiebre
  • Sensación de taponamiento del oído
  • Pus en la oreja
  • Dificultades auditivas
  • Náuseas y vómitos

Cómo aliviar el dolor de oído (tratamientos y recetas caseras)

La simple ingesta de agua ya ayuda al cuerpo a combatir infecciones y eliminar bacterias y hongos del cuerpo.

Algunas recetas caseras:

Compresa de agua caliente

Coloque una compresa de agua caliente sobre la oreja durante 5 a 10 minutos. El calor ayuda a aumentar la circulación en el oído. Por tanto, alivia el dolor ayudando a descongestionar el canal auditivo. Tenga cuidado de no poner la compresa demasiado caliente y quemar la piel.

Inhalación de vapor de manzanilla

La manzanilla es conocida por sus efectos relajantes y descongestionantes. Combinándolo con vapor, puede ayudar a disminuir la secreción y destapar el oído.

Ponga unas gotas de aceite esencial de manzanilla en un recipiente o en agua hirviendo. También es posible utilizar dos ramas de la planta seca en el agua. Remoja una toalla en la mezcla y colócala sobre tu cabeza para inhalar el vapor.

Goma de masticar

La solución más sencilla es masticar chicle. Puede parecer una broma, pero el chicle masajea los músculos alrededor de la oreja, abriendo pequeños canales llamados trompas de Eustaquio. Estos canales conectan el oído con la garganta y ayudan a liberar las secreciones que causan dolor.

Si el dolor y los síntomas persisten, no dude en consultar a un otorrinolaringólogo.

Hay varios alimentos que ayudan con las infecciones.

Tratamiento

La forma más común de tratamiento para las infecciones es el uso de antibióticos o medicamentos antiinflamatorios. Sin embargo, también pueden estar indicadas gotas para los oídos de venta libre o recetadas.

Es recomendable buscar siempre un médico especialista porque cuenta con todas las herramientas necesarias para observar, diagnosticar y tratar la infección.