La economía sostenible favorece su bolsillo y el medio ambiente

No es necesario realizar un cambio de vida radical para contribuir a una economía sostenible, que se basa en el uso inteligente de los recursos naturales, para satisfacer las necesidades actuales y garantizar los recursos para las generaciones futuras. Al principio, comience a adoptar cambios gradualmente: el planeta se lo agradece.

Vea también: Día de la Tierra: descubra cómo su comida puede ayudar al planeta

Aquí hay algunas sugerencias de economía sostenible:

viafilms / iStock

1. Energía

Cuando necesite cambiar una lámpara, pruebe los modelos fluorescentes más económicos. ¡Algunos duran hasta 12 años! Esto no solo reduce la factura energética, sino que también representa una pequeña pero importante contribución a la reducción del costo ambiental que impone una central hidroeléctrica.

La simple elección de lámparas adecuadas genera ahorros.

Wavebreakmedia / iStock

2. Consumo

Otra cosa que puede hacer es simplemente controlar lo que compra o usa. Si toma café en el trabajo, por ejemplo, tome una taza para su uso, en lugar de agregar una más a los millones de tazas desechables que se tiran cada año.

Evite las bolsas de plástico cuando vaya de compras. Si es posible, use los de tela, que se pueden usar indefinidamente. Piénselo, la próxima vez que vaya al mercado oa la feria.

El consumo responsable es de gran ayuda para el medio ambiente.

Chepko / iStock

3. Reciclaje

También hay productos más caros cuya compra puedes pensar en evitar o reciclar. Por ejemplo, miles de personas cambian de teléfono celular en promedio cada 18 meses, lo que resulta en millones de dispositivos en los vertederos, liberando níquel y otros metales al suelo y al agua subterránea. Idealmente, el reemplazo del dispositivo debe retrasarse tanto como sea posible. Las baterías se pueden reciclar.

Por lo tanto, antes de tirar cualquier objeto, ya sea un frasco de vidrio o un mueble en muy mal estado, considere si se puede reutilizar, reciclar o donar a alguien. Los cartuchos de tinta de impresora, por ejemplo, se pueden restaurar.

Separar la basura para reciclar es excelente para el medio ambiente

ElenaSeychelles / iStock

4. Hágalo usted mismo

A medida que se sienta más seguro de su actitud sostenible, intente ampliar sus actividades. Al elegir un producto en el supermercado, verifique la etiqueta: ¿hay muchos aditivos que indiquen que el alimento se ha procesado intensamente?

Si normalmente compra una marca particular de cereal para el desayuno, por ejemplo, es posible que no sepa que el proceso de fabricación agrega azúcar y grasa. Sin embargo, a la hora de preparar tu propio cereal, puedes ahorrar dinero, conocer la composición exacta de lo que estás comiendo y adaptarlo a tu dieta. Además, si compra los ingredientes en grandes cantidades, reducirá la cantidad de paquetes en la casa: menos paquetes para almacenar y menos desperdicio.

También puede ahorrar dinero haciendo sus propios productos de limpieza.

sigue leyendo