¿Cómo surgió el Día Nacional de Lucha contra la Intolerancia Religiosa?

Respetar la fe del otro y el derecho a celebrar sus ritos  es la base de una convivencia humana armoniosa. Sin embargo, muchas personas no pueden vivir con esta pluralidad. Hace unos años, en Bahía, el iyalorixá Mãe Gilda, del Axé Abassá de Ogum terreiro, fue víctima de la intolerancia por ser practicante de religión africana. Además, fue acusada de charlatanería y su casa fue atacada por practicantes de otras religiones. El 21 de enero de 2000, Madre Gilda no pudo resistir un infarto - provocado por estos ataques - y falleció. Para recordar este triste hecho y evitar que sucedan otros casos como este, en 2007 se creó por ley el Día Nacional de Lucha contra la Intolerancia Religiosa.

Esta fecha, además de recordar lo sucedido en Salvador, busca promover los preceptos del Día Mundial de las Religiones; que también se celebra hoy. Son: promover el diálogo y el respeto entre todas las religiones del mundo que predican la bondad y el amor por los demás. El Día Mundial de la Religión, a su vez, se instituyó en diciembre de 1949, durante la Asamblea Religiosa Nacional de los bahá'ís en Persia. Desde entonces, el trabajo de sensibilización permanece.

Casos de intolerancia religiosa

Desafortunadamente, incluso con la existencia de esa fecha, todavía se necesita mucho esfuerzo para una mayor comprensión. Solo en Río de Janeiro, los casos de intolerancia religiosa crecieron en un 56%; comparando el primer cuatrimestre de 2017 con los mismos meses de 2018. Los datos son de la Secretaría de Derechos Humanos, que registró 112 denuncias entre enero de 2017 y abril de 2018. Por lo tanto, es evidente la necesidad de un trabajo de educación básica en el derechos y deberes de cada ciudadano. Además, la divulgación que actúe así se considera un delito.

Las religiones africanas son las que más sufren estos ataques. De hecho, el busto en honor a la Madre Gilda, ubicado en Salvador, ya fue blanco de vandalismo en 2016. Pero en noviembre del mismo año fue reabierto para que practicantes de la misma fe recuerden la importancia de su obra y su vida. Los espacios sagrados deben ser respetados, las diferentes creencias deben comprenderse y las personas intolerantes deben ser reprendidas. Solo entonces el Día Nacional de Lucha contra la Intolerancia Religiosa habrá logrado su objetivo.

Para profundizar un poco más en la importancia de esta fecha, mire la solicitud del Papa Francisco para todos. El diálogo interreligioso puede cambiar el mundo.

Cabe recordar que los actos de violencia, prejuicio e intolerancia religiosa se consideran delitos. Por tanto, pueden ser denunciados por Dial Human Rights - Dial 100.

Por Thaís Garcez