Bromas e historias divertidas para cerrar bien el día

Nada mejor para cerrar el día que buenos chistes e historias divertidas. ¡Diviértete y tómate el tiempo para alejar las energías negativas!

El hombre llegó tarde a una importante entrevista de trabajo y no pudo encontrar un lugar para estacionar. Desesperado, oró:

"Señor", dijo, "si consigo un lugar para estacionar, iré a la iglesia todos los domingos por el resto de mi vida y dejaré la cerveza".

En el mismo momento, vio una vacante. Bill luego exclamó:

- No se preocupe, seńor. ¡Ya encontré!

Stephen Gee

- ¿Por qué no le agrado a tu mamá? - se quejó la mujer a su novio.

"No es personal", dijo. - A ella nunca le gustó nadie con quien saliera. Una vez tuve una novia que era como ella y no funcionó.

- ¿Qué sucedió?

- Mi padre no pudo soportarlo.

Paulo Gabriel Coelho

En un vuelo reciente, el hombre sentado a mi lado estaba aterrorizado por los aviones. No podía dejar de temblar. Así que le sugerí que le pidiera al asistente de vuelo un whisky, lo que hizo, bebiéndolo todo de un trago.

- ¿Puedo conseguir otro? - él me preguntó.

Señalé el botón sobre su cabeza y le dije que lo presionara si quería otra bebida.

Se puso de pie y apretó el botón que sostenía el vaso debajo de él.

Robert Nurton

Un fuerte golpe en la puerta despertó a un hombre y su esposa en medio de una noche tormentosa. El hombre abrió la puerta y vio a un extraño, quien le pidió un empujón.

¡De ninguna manera! Respondió el marido, cerrando la puerta en la cara del extraño.

- ¿Quien era? Preguntó la mujer.

- Solo un borracho pidiendo ayuda para empujar el auto. Son las tres de la mañana y afuera hay un diluvio.

"Deberías estar avergonzado", dijo. - ¿No recuerdas la vez que se averió el coche y esa gente vino al rescate? Deberias ir alla.

Con un suspiro, el hombre se puso la gabardina y se fue en medio de la tormenta.

- ¡Oye! Llamó en la oscuridad. - ¿Aún necesitas ayuda?

- ¡Necesitar! ¡Por favor!

- ¿Donde estas?

- ¡Aqui! Respondió el borracho. - ¡En el balance!

Tracy Davidson

Como mucha gente, elimino el spam que llena mi casilla de correo electrónico, sin detenerme a leer. Pero en julio pasado, un tema despertó mi interés: "Ofertas del Día del Padre para el hombre que te dio a luz".

Rob Mackey

El día del funeral de mi suegro, nuestro hijo de 2 años estaba triste, lo que era normal para la ocasión, hasta que vio el ataúd.

- ¡Mira, mamá! - él gritó. - ¡Qué maleta más grande!

Helen Baldwin

Sentado en el sofá, vi a mi nieto de 3 años mirando la historia del lobo grande y los tres cerditos. Pasó las páginas con mucha atención, hasta el final del libro. Luego volvió al principio y, con una mirada seria, volvió a empezar.

Cuando estaba a la mitad del libro, rompió dos páginas y le pregunté con enojo:

- João, ¿por qué haces esto?

- ¡Ahora este lobo malo no entrará a la casa a buscar a los cerditos!

Sueli Vogel

Un perro leyó un telegrama, tomó el formulario en blanco y escribió: "Au, au, au, au, au, au, au, au, au". El asistente examinó el papel y le dijo cortésmente al perro:

- Aquí solo hay nueve palabras. Puede enviar otro "au" por el mismo precio.

A lo que el perro respondió:

- ¡Pero el mensaje no tendría sentido!

José Barros

Una noche, estaba hablando con mis tres hijas, y la menor estaba jugando con mi cabello, cuando dije:

- Hija, cuenta cuántas canas tiene papá.

Segundos después ella respondió:

- Hay uno negro. ¡Eso es más fácil!

Antonio Bueno Milare

PRECAUCIÓN: Etiquetas absurdas

Nadie está completamente a salvo, así que echa un vistazo a los ganadores del concurso estadounidense para recompensar las advertencias más excéntricas.

  • En una almohada para el cuello para niños:

Advertencia: Mantenga el producto fuera del alcance de bebés y niños.

  • En una maquinilla de afeitar eléctrica:

Advertencia: Nunca lo use mientras duerme.

  • En un globo terrestre:

Advertencia: estos globos terráqueos no deben consultarse para la navegación.