6 trucos para hacer crujientes patatas fritas

Es difícil encontrar una persona a la que no le gusten las patatas fritas. Pero cuando se trata de encontrar personas que sepan preparar crujientes patatas fritas ... la historia empieza a complicarse. Si te encuentras en el grupo de personas que tienen dificultades para preparar patatas crujientes y comida seca, ¡este post es para ti!

1. Pre-cocina las patatas

Las patatas tienen mucha agua, por lo que no siempre podemos hacerlas crujientes. El truco consiste en cocinarlos previamente antes de freírlos. Cuando se cocina gran parte del agua se evapora. Por lo tanto, pre-cocina las patatas hasta que empiecen a ablandarse y luego ponlas en agua fría para cortar la cocción. ¡Pero cuidado, no dejes que la papa se cocine demasiado!

dos. Secar bien las patatas

Como ya sabes, el agua y el aceite no se mezclan. Por eso es muy importante secar bien la patata. Uno de los trucos para que las patatas tengan patatas fritas crujientes es exactamente en este punto. Envuelva las patatas picadas con un paño de cocina y séquelas bien; para las albóndigas, exprima las patatas ralladas con un paño de cocina para que se sequen.

3. Elige la sartén adecuada

Una sartén antiadherente profunda es ideal para preparar papas fritas y albóndigas de papa. Debe tener suficiente espacio para que todos los trozos de papa estén en contacto con el fondo y cubiertos de grasa. Otra opción es una sartén de hierro fundido.

¡Aprende también a preparar 3 deliciosas recetas con patatas y queso!

4. Elija la grasa adecuada

Utilice grasas que sean estables a altas temperaturas o la denominada manteca vegetal. La mantequilla clarificada o los aceites resistentes al calor (ver en la etiqueta: “Apto para freír”) ayudarán a preparar un crocante crujiente. También puede mezclar manteca de cerdo con aceite.

5. Freír

Uno de los trucos para hacer patatas fritas crujientes es ponerlas en la grasa caliente, para que no se empapen de grasa. Otro punto importante es hacer frituras por inmersión. Esto significa que para obtener una piel crujiente no debes escatimar en grasas.

También echa un vistazo a: 5 fantásticas recetas de relleno para tu papa al horno

6. Escurrir bien las patatas

Coloca las patatas sobre papel toalla después de freírlas, para absorber el exceso de grasa y evitar que se ablanden y se llenen de grasa.

Ver también: La historia de la papa contada por ella misma