Lente de contacto dental: todo lo que necesita saber sobre la técnica

¿Has oído hablar alguna vez de las lentes de contacto ... dentales? El procedimiento es nuevo para algunas personas, pero ya está muy solicitado en los consultorios dentales. Muchas celebridades incluso se han sumado a la nueva moda.

Antes de incorporarse a un procedimiento de estética dental, es necesario consultar a un dentista especialista para analizar el caso.

¡Entendamos un poco más sobre esta nueva modalidad estética para dientes!

¿Qué es una lente de contacto dental?

La lente de contacto dental es una hoja muy delgada, pero lo suficientemente gruesa como para colocarse en la superficie externa del diente. Debido a que es tan delgado, se parece a la lente de contacto ocular. Por tanto, el nombre de referencia.

¿Cuándo está indicado?

La lente está indicada cuando el paciente no quiere someterse a un tratamiento de ortodoncia prolongado.

Se utiliza para corregir pequeñas imperfecciones estéticas, como posicionamiento, forma, volumen, textura o color de los dientes. Por lo tanto, no es necesario colocarlo en todos los dientes.

Aún así, el paciente debe someterse a exámenes exhaustivos para detectar si es necesario un tratamiento adicional.

El procedimiento no está indicado cuando el paciente tiene muchas restauraciones en los dientes o sufre bruxismo. En este caso, es preferible que el odontólogo cambie de tratamiento para mejorar la estética bucal del paciente.

¿Cómo se fabrica la lente?

Hay dos tipos de lentes de contacto: las de resina o las carillas de porcelana. La elección del material dependerá de los objetivos del paciente.

Después de que el odontólogo evalúe si este procedimiento es el más adecuado para el paciente, es necesario un minucioso trabajo estético. Es necesario analizar la mejor forma y color de las lentillas, que se adapte al rostro, labios y personalidad del paciente.

  • Vista previa de resultados

Si el paciente tiene dudas sobre si seguir o no el procedimiento, puede solicitar una “vista previa” de los resultados.

Luego, se aplica una resina bisacrílica sobre los dientes naturales, que dura aproximadamente dos días. Así, el paciente puede adaptarse a una nueva realidad y decidir si está dispuesto a invertir en lentes permanentes.

  • Preparación de los dientes

Después de que el paciente y el dentista se ponen de acuerdo sobre toda la estética del diente (forma, textura, color), es necesario usar los dientes para colocar las lentes.

  • Producción y colocación

Una cámara 3D escanea la extensión de la boca del paciente y dibuja la nueva sonrisa en la computadora. Después de este proceso, es posible dar forma a los dientes manualmente o, en casos más avanzados, una impresora 3D puede producir la lente.

La colocación se realiza a través de un adhesivo líquido, y es fundamental que las lentes tengan el tamaño y espaciamiento ideales.

Se requieren al menos 3 sesiones para ajustar los detalles de la lente y completar la colocación.

¿Cuánto dura la lente?

La lente puede durar entre 5 y 10 años y luego debe ser reemplazada. Sin embargo, se pueden reponer antes, en caso de que exista algún problema como retracción gingival (es decir, las encías suben) o fallo en la cementación o incluso adaptación del paciente.

No es posible quitar la lente, ya que hay desgaste en los dientes para su colocación.