¿Es normal la migraña durante el embarazo?

Las mujeres suelen sufrir migrañas por desequilibrios hormonales.

Durante el embarazo, es más común desarrollar migraña en el primer trimestre. Asimismo, es normal que desaparezca al final del embarazo. Tanto en la aparición como en la desaparición del dolor, se debe al desequilibrio de estrógenos.

Al principio del embarazo, los niveles de estrógenos son bajos, lo que favorece el desarrollo de migraña. Todavía puede ir acompañado de náuseas y vómitos.

Al final, los niveles hormonales aumentan, lo que genera un equilibrio hormonal y con ello la desaparición del dolor.

Varios factores desencadenan la migraña en el embarazo, ya que el cuerpo sufre varios cambios, tanto hormonales como físicos, como dificultad para caminar, posición para dormir y cambios en la dieta.

¿Es peligrosa la migraña durante el embarazo?

La migraña no significa un riesgo directo para el bebé, pero es importante consultar a un obstetra para identificar las causas del problema, como la preeclampsia.

Algunos síntomas pueden estar relacionados con la migraña. Además de las náuseas y los vómitos, pueden producirse visión borrosa, mareos y presión arterial alta o baja. Si se producen episodios graves de hipertensión arterial, en estos casos, existen riesgos para la mujer embarazada y el bebé.

¿Cómo tratar la migraña?

Existen varios analgésicos que se recetan a mujeres embarazadas, como el paracetamol y el sumatriptán, que no presentan ningún riesgo para la salud. Sin embargo, cualquier medicamento recetado debe ser supervisado por un obstetra.

Tratamientos naturales para la migraña

Las terapias alternativas son una gran opción, como la acupuntura, técnicas de relajación y control de la respiración, yoga y meditación. Es importante descansar lo máximo posible a lo largo del día, comer de 5 a 7 comidas pequeñas y beber al menos dos litros de agua al día.

Otro consejo importante es combinar estas prácticas con el ejercicio físico, que ayuda a mejorar la digestión y equilibrar los niveles de azúcar en sangre. ¡Además, el ejercicio físico es un gran aliado en el parto normal!

Como prevenir

Es importante estar siempre atento a las causas de la migraña, como el estrés, la ansiedad y la dieta. Otros factores pueden ser lugares ruidosos o iluminados y ejercicios que requieren mucho esfuerzo.

Una buena opción es hacer un diario de rutina e informar los horarios y actividades en los que más aparece la migraña. También preste atención a la aparición de dolor y presión abdominal.


Para tener el diagnóstico correcto de sus síntomas y realizar un tratamiento eficaz y seguro, busque la orientación de un médico o farmacéutico.