¿Será el fin de las bolsas de plástico?

El uso de bolsas de plástico está prohibido desde el 26 de junio en los establecimientos comerciales de Río de Janeiro. La prohibición fue determinada por la Ley Estatal 8.006 / 2018 (que sustituyó a la Ley 5.505 / 2009). Por tanto, es válido para todo el estado de Río de Janeiro.

La ley prohíbe la distribución o venta gratuita de bolsas de plástico blancas. Determina su sustitución por modelos reutilizables fabricados con más del 51% de material procedente de fuentes renovables. Deben ser verdes, para los residuos reciclables, y grises, para otros residuos. Esta distinción tiene como objetivo ayudar al consumidor en la separación de residuos y facilitar la identificación para la recolección de basura. Los comerciantes podrán cobrar a los clientes el precio de costo de estas bolsas reutilizables. Actualmente corresponde a R $ 0,08. El supermercado que incumpla la nueva norma estará sujeto a una multa de hasta R $ 34 mil.

Según la Asociación de Supermercados de Río (Asserj), las bolsas reutilizables se ofrecerán gratis durante seis meses. Sin embargo, este modelo de bolsos bicolor no será definitivo. La idea final es que solo el modelo de bolsas reciclables esté disponible para los consumidores. Esta bolsa definitiva se venderá en los mercados, se puede usar varias veces y no contamina el medio ambiente.

Una tendencia en todo el país

Belo Horizonte fue la primera ciudad del país en prohibir el uso de bolsas plásticas en los supermercados bajo la Ley Municipal 9.529 / 2008. Requiere la sustitución de envases de plástico por envases ecológicos. En la ciudad de São Paulo, la medida está vigente desde 2015. La Ley Municipal 15.374 (que prohibió la venta o distribución gratuita de bolsas plásticas en el comercio de la ciudad) es de 2011. Sin embargo, solo entró en vigencia luego de cuestiones judiciales. La tendencia es que otros estados y ciudades emitan leyes similares.

Una ley municipal también suspendió el uso de pajitas de plástico en bares y restaurantes de Rio. El proyecto sancionado por el alcalde comenzó a obligar a los establecimientos de la ciudad a utilizar pajitas de papel biodegradable o material reciclable. Algunas ciudades de São Paulo también han adoptado esta medida que restringe el uso de pajitas de plástico.

Pros y contras para los consumidores

Como todo en esta vida, hay quien le gusta y quien no. Las bolsas de plástico disponibles en las cajeras de los mercados y tiendas resultaron muy prácticas. Al ir a la caja, el cliente tomó sus compras empaquetadas sin cargo. No era necesario llevar nada al mercado para traer compras. Saliendo del trabajo o en otro lugar, era conveniente pasar por el mercado a comprar un artículo que faltaba para cenar. Ahora deberás conseguir la bolsa retornable en casa. Las bolsas de plástico también fueron muy prácticas para usar en los cubos de basura del baño y la cocina. ¡Principalmente porque fueron adquiridos sin costo! ¡Pero crean un gran problema ambiental!

El volumen de basura

Según el Ministerio de Medio Ambiente, en Brasil se distribuyen alrededor de 1,5 millones de bolsas de plástico por hora. El Ministerio de Medio Ambiente informa en su sitio web sobre el alto costo ambiental, considerando su producción y disposición. Gran parte de este volumen de bolsas se desecha de forma incorrecta. Termina yendo a la naturaleza de manera inapropiada, llegando a bosques y océanos. Además, obstruyen las alcantarillas, agravando los episodios de inundaciones y la proliferación de basura y enfermedades derivadas de este escenario. Son ingeridos por animales que mueren asfixiados o atrapados en ellos. Muy pocos se reciclan.

Las bolsas blancas tardan unos 450 años en descomponerse naturalmente en el medio ambiente. Es necesario cuidar el medio ambiente y preservar las especies. Al respecto, no hay duda.

Alternativas y nuevos comportamientos

Ya existen bolsas retornables para transportar compras. Hay varios modelos disponibles: tejido de algodón o TNT, fibra de bambú. Algunos incluso son "elegantes" y coloridos.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, algunos tipos de basura no necesitan ser embolsados. Este es el caso de los materiales reciclables (residuos secos). Pueden separarse en cajas de cartón y depositarse directamente en recolectores para su reciclaje. También se pueden entregar a recicladores y cooperativas de reciclaje. El Ministerio también enseña que los residuos orgánicos deben empacarse en bolsas de papel, periódico o bioplásticos.

Un consejo es utilizar bolsas de papel y cartón en los contenedores. Los que tienen fondo de cartón se pueden utilizar en los contenedores de basura de la cocina. Con fondo reforzado son capaces de contener mejor los líquidos. Para adaptar las bolsas de forma cuadrada, simplemente haga cortes cerca de las ubicaciones de las asas y dóblelas.

Quien desee utilizar bolsas de plástico en los contenedores debe adquirir el producto, que ya se vende en todo el país, generalmente en azul o negro.

Samasse Leal

Apasionado del Derecho, Samasse Leal es especialista en Derecho del Consumidor, posgrado por la PUC-Rio. Coautora y revisora ​​técnica de la obra Use las leyes a su favor, participó en varias ediciones del programa Sem Censura (TVE) y programas de radio, hablando de derechos para el público en general. En los casi 20 años de su carrera, ha trabajado en grandes despachos legales, empresas, una asociación de defensa del consumidor y actualmente trabaja en el área de relaciones con inversores de una multinacional española.