Cómo tratar quemaduras leves o graves: cuidado con los fuegos artificiales

Según el Ministerio de Salud, un millón de brasileños sufren quemaduras cada año.   Debemos cuidarlo todo el tiempo, pero los fuegos artificiales y las ollas con el mango fuera de la estufa crean un peligro aún mayor para los niños. La Sociedad Brasileña de Quemaduras (SBQ) crea conciencia sobre la prevención. Pero es importante saber cómo tratar las quemaduras, especialmente en el primer momento.

Vea aquí una lista de centros especializados en quema en Brasil. 

En 2017 se hizo pública la innovadora idea de realizar una prueba utilizando piel de pez tilapia como aderezo, con el propósito de acelerar la recuperación y minimizar el dolor y las cicatrices por quemaduras.

La expectativa de los especialistas es que, en el plazo de un año, como máximo, todo será regulado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y, así, la producción se realizará a gran escala, pudiendo incluso llevarse a otras. países. La investigación es nacional y pionera, y ya está despertando interés en todo el mundo. Pero la prevención sigue siendo la mejor, principalmente, una mayor atención a los niños.


En caso de accidente llamar a: 193-Bomberos y 192 -SAMU.


A continuación se indican algunos pasos a seguir en caso de quemaduras leves:

Qué es

La quemadura es una lesión en la piel provocada por el calor, los productos químicos o la electricidad. La mayoría de las quemaduras, de hecho, ocurren en el hogar y, a veces, requieren hospitalización. Las quemaduras, que varían en profundidad y tamaño, se clasifican en primer, segundo o tercer grado. La mayoría de las quemaduras solares, por ejemplo, se consideran de primer grado porque involucran solo la capa externa de la piel, mientras que las quemaduras de segundo grado afectan parte de la capa subyacente de la piel. Los de tercer grado, que afectan todas las capas de la piel, sin embargo, causan daño a los músculos, huesos, nervios y vasos sanguíneos. Siempre son una emergencia médica y requieren un tratamiento adecuado, como un injerto de piel, para ayudar a la recuperación y minimizar la fibrosis.

Síntomas

Quemaduras de primer grado

Quemaduras de segundo grado

Dolor, enrojecimiento, ampollas. Hinchazón leve a moderada.

Quemaduras de tercer grado

No hay dolor ni sangrado inmediato porque los nervios están dañados. Piel carbonizada o piel negra, blanca o roja. No hay burbujas, pero hay una gran hinchazón.

Cuando ver a un doctor 

  • Si una quemadura de primer grado alcanza un área grande o es muy dolorosa.
  • Si hay una quemadura de segundo grado en su cara o manos, o si la quemadura alcanza un área igual o superior a 5 cm.
  • Si hay una quemadura de tercer grado, química o eléctrica, vaya a un hospital.
  • Si tiene fiebre, vómitos, escalofríos o inflamación de los ganglios; si hay pus en las burbujas; o si la quemadura tiene un olor desagradable, estos pueden ser signos de infección.
  • Si no está seguro de la gravedad de una quemadura.

Causas de quemaduras

Las quemaduras son comúnmente causadas por agua hirviendo, aceite, grasa o comida caliente, o por una exposición excesiva al sol. El fuego, el vapor o los productos químicos pueden provocar lesiones más graves. Las quemaduras eléctricas, que generalmente resultan del contacto con cables defectuosos o sin aislamiento, pueden ser engañosas: el daño a la piel puede ser mínimo, pero las lesiones internas pueden ser extensas.

Cómo pueden ayudar los suplementos

El autotratamiento es más apropiado para las quemaduras de primer grado y algunas quemaduras menores de segundo grado (las quemaduras más graves requieren atención médica).

En primer lugar, para tratar, sumerja la zona quemada en agua fría durante unos 15 minutos (tenga cuidado de no romper las burbujas) o aplique compresas frías.

Después de enfriar la quemadura, aplique gel de aloe vera o un apósito empapado en té de manzanilla directamente sobre el área lesionada para aliviar el dolor y reducir el riesgo de inflamación y para reducir la irritación de la piel. A continuación, aplique caléndula o crema hidratante, que combate las infecciones, sobre las zonas sin piel y cúbrala con un vendaje ligero.

Durante el proceso de curación, el cuerpo necesita nutrientes adicionales. Estos deben tomarse durante una semana o dos, hasta que sane la quemadura. Asociadas, las plantas de Centella asiática (que estimula el crecimiento del tejido conectivo en la piel) y la equinácea ; Las vitaminas A, C y E , así como el mineral zinc , actúan en conjunto para reforzar la respuesta inmune, reparar la piel y los tejidos y prevenir la fibrosis.

  • Recordatorio: si tiene un problema de salud, hable con su médico antes de tomar suplementos.

Qué más puedes hacer 

Lave suavemente las quemaduras todos los días, con jabón suave y con cuidado de no romper las burbujas; enjuague bien. Use apósitos de gasa estériles para mantener las quemaduras secas y protegidas de la suciedad y las bacterias. Beba muchos líquidos mientras su piel se está curando y evite exponer su piel quemada a duchas calientes o al sol.

Hechos y consejos

Si no tiene aloe vera (aloe vera) o manzanilla a mano, intente usar una papa . Por ejemplo, coloque varias rodajas de papa cruda sobre la piel afectada; cámbielos varias veces, cada dos o tres minutos, antes de aplicar un apósito. El almidón de la papa forma una capa protectora que puede ayudar a aliviar la quemadura.

Lea más sobre el Aloe vera en nuestro artículo.

La leche también puede ser un remedio muy eficaz en primeros auxilios para quemaduras leves. Es decir, empapa una toalla de algodón esponjosa o un trozo de franela de algodón en leche y úsala como compresa durante unos 15 minutos. Repita este procedimiento cada 2 a 6 horas. Además, asegúrese de enjuagar su piel entre aplicaciones; la leche agria puede empezar a oler.

¿Tu sabia?

La mantequilla es un remedio popular y antiguo que se usa para las quemaduras , PERO NO LO USE. Al igual que otros aceites grasos o ungüentos, la mantequilla retiene el calor, retrasa la curación y posteriormente aumenta el riesgo de infección.