10 hierbas frescas para darle un toque especial a tu ensalada

Cada vez son más las personas que descubren que a las ensaladas se les puede dar un toque especial con la adición de legumbres. ¿Pero sabías que las hierbas frescas también pueden darle a una ensalada un sabor maravilloso y aun así agregar beneficios nutricionales? Vea a continuación 10 hierbas frescas que agregarán un toque extra a su plato.

→ 10 hierbas frescas para condimentar tus platos:

1. Romero

Una de las hierbas más aromáticas, en forma de aguja, va muy bien en ensaladas calientes con verduras y verduras, cerdo, cordero y pescado. Además, el romero también puede mejorar tu memoria.

2. Cebolletas

Al igual que otros miembros de la familia de las cebollas, las hojas de las cebolletas son ricas en compuestos de azufre beneficiosos y en alicina, un fitoquímico que ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas. Picar con tijeras y espolvorear sobre ensaladas con carne, aves, pescado u hojas.

3. Eneldo

El sabor del comino suave de las hojas de eneldo va bien con ensaladas de mariscos, así como con patatas y pepinos.

4. Estragón

Las hojas en forma de lanza de esta hierba tienen un sabor fuerte, que recuerda al anís, y son perfectas en ensaladas de pollo.

5. Menta

Con su fuerte sabor refrescante, es una de las hierbas más populares. Va muy bien en ensaladas de frijoles y patatas, pero también con frutas, como melón y mango.

Echa un vistazo también a: ¡4 consejos (y 3 salsas) para hacer tus ensaladas con hierbas irresistibles!

6. Albahaca

Tradicional en salsa pesto, las hojitas de albahaca tienen un sabor acre y delicioso. Unte sobre cualquier ensalada de tomate, pero especialmente sobre una con queso mozzarella.

7. Ora-pro-nobis

Hierba de origen griego y turco, de hojas carnosas, redondas y verdes, de sabor refrescante y suave. Agregue algunas hojas a una ensalada de hojas o extienda sobre una ensalada de papas.

8. Orégano y mejorana

Estas hierbas afines con muy pocas hojas tienen un sabor fuerte, así que úsalas con moderación en ensaladas de tomate o ensaladas calientes de calabacín y berenjena.

9. Perejil

Decoración clásica de platos salados, también es una sabrosa adición a una ensalada de hojas o hierbas. Además, también es una buena fuente de ácido fólico, hierro y vitamina C.

10. Tomillo

Pequeñas pero muy aromáticas, las hojas de tomillo son excelentes hierbas para ensaladas de papa y frijoles. Además, también son excelentes para pedir en ensaladas calientes con ternera y pato. También aprenda a tener una buena salud bucal con la ayuda del tomillo.

→ Vea algunas sugerencias de ensaladas con hierbas frescas:

Ensalada de trigo con pescado en salsa de limón

Ingredientes

200 g de trigo kibbeh

300 g de filete de pescado blanco

½ limón cortado en rodajas finas

2 ramitas de perejil fresco

5 granos de pimienta negra

150 g de pepino cortado en cubitos

100 g de cebollino en rodajas finas

250 g de tomates cherry cortados por la mitad

3 cucharadas de cilantro fresco picado (opcional)

3 cucharadas de menta fresca picada

3 cucharadas de perejil fresco picado

Para la salsa:

Ralladura de cáscara de limón

2 cucharadas de jugo de limón

2 cucharadas de vinagre de vino tinto

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharadita de mostaza de Dijon

1 diente de ajo machacado

Sal y pimienta

nitrub / iStock

Modo de preparo:

1. Coloque la kibbeh en un recipiente refractario grande. Cúbralo con 600 ml de agua hirviendo y déjelo reposar durante 45 minutos, o hasta que haya absorbido toda o la mayor parte del agua.

2. Mientras tanto, coloque los filetes de pescado en una sartén grande con tapa. Agrega las rodajas de limón, el perejil, la pimienta negra y suficiente agua fría para cubrir los ingredientes. Llevar a hervir. Luego reduce el fuego y, con la sartén tapada, cocina por 5 minutos, o hasta que el pescado esté opaco y se astille fácilmente.

3. Retire el pescado del líquido y déjelo enfriar. Rómpalo con cuidado en grandes astillas.

4. Escurre el agua del trigo, presionándolo para que se seque. Colóquelo en una ensaladera grande. Agregue el pepino, las cebolletas, los tomates cherry y las hierbas picadas. Agrega el pescado, sin romperlo, y mezcla todo.

5. Para la salsa, mezcle todos los ingredientes. Viértelo sobre la ensalada y mezcla todo con cuidado sin romper el pescado.

6. Tape el recipiente y refrigérelo durante 1-2 horas al gusto. Prepara el condimento antes de servir y decora con las ramitas de menta extra.

Christiane Krüger

Ensalada de rábanos con aderezo de queso cremoso

Ingredientes:

2 manojos de rábanos sin la parte verde (alrededor de 300 g);

2 peras pequeñas;

1 pepino

75 g de queso cremoso con hierbas (producto preparado);

100 g de nata fresca;

1 cucharada de pasta de wasabi (rábano picante);

jugo de limon;

sal de hierbas;

1 manojo de cebolletas;

100 g de mini tiras crujientes.

Modo de preparo:

  1. Limpiar, lavar los rábanos y dejar secar; luego córtelos en cuatro. Lavar las peras, quitar la parte central con las semillas y cortar el resto en rodajas.
  2. Pela el pepino y córtalo por la mitad, a lo largo. Con una cuchara, raspar la parte blanda de los granos, quitando las semillas. Corta las mitades nuevamente por la mitad, a lo largo y luego en trozos estrechos. Mezclar los trozos de rábano, pera y pepino en una ensaladera.
  3. Para hacer la salsa, mezcla el queso cremoso con la nata fresca y la pasta de wasabi, hasta formar una crema. Sazone con jugo de limón y sal de hierbas.
  4. Vierta el aderezo sobre los ingredientes de la ensalada y mezcle. Vuelva a condimentar la ensalada con sal de hierbas.
  5. Lavar las cebolletas, agitar para secar y cortar. Espolvorear sobre la ensalada y servir con las mini tiras.

sigue leyendo