Entender cómo los ejercicios de relajación pueden mejorar su vida.

No importa lo que le estrese: necesita aliviar esta presión y una de las cosas más efectivas que puede hacer son los ejercicios de relajación. Sin embargo, relajarse es más que simplemente poner los pies en alto y mirar televisión. De hecho, relajarse es una forma de desconectarse conscientemente de las preocupaciones de la vida. Es muy terapéutico y beneficioso para la mente y el cuerpo.

Diferentes formas de relajarse

La relajación es tan subjetiva como el estrés. Así como muchos factores estresantes provocan reacciones diferentes, también hay varias formas de relajarse. Dependiendo de la constitución y personalidad de cada uno de nosotros, pueden ser más o menos efectivos. Vale la pena decir que algunas estrategias tienen más efecto.

Sin embargo, cualquier cosa que le ayude a calmarse puede servir como método de relajación. Si solo necesita no pensar en los problemas, intente actividades tranquilas como escuchar música. Prueba también a dar un paseo, dedicándote a una afición o simplemente a sentarte en silencio y vaciar tu mente.

Para una relajación más profunda, pruebe un método más directo, con un efecto calmante casi inmediato en la mente y el cuerpo. Pueden ser simples ejercicios de respiración, aromaterapia o rutinas de relajación muscular. Los masajes, la meditación y enfoques más avanzados como el tai chi chuan y el yoga, que requieren algo de entrenamiento y práctica, también pueden ayudar.

Respire profundo

Poder apagar la respuesta al estrés es importante para mantener la calma y la salud; el secreto es aprender a relajarse por completo. La respiración profunda es una estrategia que puede ayudar. Entonces, cuando se sienta estresado en el trabajo, durante la oficina en casa, pruebe este ejercicio.

1. Cuente mentalmente a un ritmo constante: quizás 1-2-3 al inhalar, 1-2-3 al exhalar.

2. Luego, prolongue un poco la respiración (cuente hasta cuatro) o intente detenerse un segundo después de cada exhalación para profundizar el efecto relajante.

¿Por qué la respiración profunda relaja el cuerpo?

Cuando estamos bajo estrés, la mente se acelera y tendemos a respirar superficialmente, sin utilizar toda la capacidad de los pulmones. La respiración abdominal profunda llena y vacía los pulmones por completo, lleva más oxígeno al cuerpo y elimina los desechos del metabolismo. Este eficiente intercambio de oxígeno ralentiza el corazón y estabiliza la presión arterial, además de calmar y silenciar la mente.

Efecto físico de los ejercicios de relajación.

Cuando se relaja, la frecuencia cardíaca y la presión arterial disminuyen, la tensión muscular mejora. Además, aumenta el flujo sanguíneo a la piel y los órganos. Estos efectos alivian las tensiones físicas que se han acumulado durante el día, ayudan al cuerpo a repararse y aumentan la resistencia al estrés.

La mente se beneficia porque la actividad eléctrica del cerebro se ralentiza, dando una sensación de calma y autocontrol. Muchas personas encuentran que la memoria y la concentración mejoran cuando la mente se siente menos demandada. Cuando somos capaces de distanciarnos de los problemas, es posible abordar las situaciones desde un punto de vista nuevo y más racional.