Cómo deshacerse del moho: ¡prácticos consejos caseros!

Todo el mundo ha pasado por la desagradable situación de abrir el armario para conseguir ese atuendo que hace tiempo que no lleva y descubrir que huele a moho, ¿verdad? O incluso por el susto de ver esa mancha en las paredes y cortinas de habitaciones con menos circulación. Afortunadamente, la solución al problema es simple e involucra elementos comunes de la despensa como vinagre, bicarbonato de sodio y detergente en polvo. Descubra cómo deshacerse del moho con la siguiente lista de trucos caseros:

AndreyPopov / iStock

Elimina el olor a humedad de la ropa y los zapatos.

Si tu ropa huele a moho (también huele a sudor) y no tienes tiempo para lavarla, rocíala con vodka. Pon un poco de vodka (el tradicional, sin sabores especiales) en un atomizador y rocía la ropa. El vodka mata las bacterias que causan el mal olor y, como es relativamente inodoro, no te verás como alguien que acaba de llegar del bar. Y tendrás la sensación de que tu ropa se ha secado al sol.

LENblR / iStock

Evite el moho de la ropa

Para evitar el mal olor, limpie las superficies internas del armario o armario con un paño humedecido con vinagre.

artursfoto / iStock

Quitar la mancha de moho de la ropa

Si arrojó su sudadera empapada en el maletero de su automóvil o en la canasta de lavandería y la olvidó, cuando la encuentre, habrá una mancha de moho. Si la pieza es blanca y todo algodón, y la mancha es relativamente nueva, estás de suerte. Mezcle 2 cucharadas de lejía en 1/3 de taza de agua y viértala. Luego lavar. La lejía debe eliminar las esporas que causaron el moho.

Para quitar el moho de la ropa de colores y piezas de tejidos sintéticos, lávelos con lejía para todo tipo de tejidos. Pero recuerde que cuanto más vieja sea la mancha, más difícil será quitarla.

thomasandreas / iStock

Terminando el moho en la lavadora

Si lava su ropa con agua caliente y lejía periódicamente, no tendrá este problema. Pero si el olor a humedad ya está ahí, deshágase de él, junto con la suciedad y las bacterias acumuladas que lo están causando, llenando la lavadora con agua caliente y una taza de lejía o vinagre, y dejando que la máquina funcione durante un ciclo. lavado regular.

sigue leyendo