¡Estos niños todavía nos matan de risa!

Una historia divertida bien contada siempre nos deja con el ánimo ahí arriba. Echa un vistazo a una selección de algunas historias divertidas que te harán morir de risa.

______________

Una vez decidí enseñarle conjugación de verbos a mi hija Mariana, de 7 años, que siempre se quejaba a la hora de dormir. Entonces, aproveché la oportunidad para usar el verbo dormir como ejemplo. Después de la explicación, pregunté:

- ¿En el pasado yo ...?

- Dormido.

- ¿En el presente yo ...?

- Yo duermo.

- ¿En el futuro yo ...?

- ¡¡¡Despierta!!!

FERNANDA CAMPOS

______________

Mi hermana estaba enferma, así que llamé para ver cómo iban las cosas. Mi sobrina de 10 años respondió:

"Hola", susurró.

- Hola, cariño, ¿cómo está tu mamá?

"Está durmiendo", respondió, susurrando.

- ¿Fue al médico?

"Sí, tomó medicina", dijo mi sobrina en voz baja.

- Bueno, no la despiertes. Solo dilo después de que llamé. ¿Y estás haciendo qué?

Nuevamente, en un suave susurro, respondió:

- Estudiar trompeta.

SHARRON DISBRO

______________

Mi hijo Caio tenía 3 años y la niñera me dijo en el último momento que ese día no podía trabajar. Le pedí a mi hermana soltera María Cecilia que se quedara con él por la mañana. Cuando Caio llegó a su casa, inmediatamente dijo:

- ¡Juguemos a Batman, tía! ¡Soy Batman y tú puedes ser su ayudante!

- Pero, ¿qué hace el compañero de Batman? Preguntó mi hermana.

- Lo que Batman no puede hacer: hacer deliciosos dulces, recoger cosas que están en los estantes más altos ...

FABIO ZARDO

______________

______________

Le pregunté a mi hijo , Guilherme, que entonces tenía 4 años, qué le gustaría ser de mayor. Él respondió de inmediato:

- Quiero ser promedio.

Estaba muy contento con la elección, pero la corrigí:

- ¡Qué hermosa profesión, hijo mío! Pero no es normal, sino médico.

Él, sorprendido, respondió:

- Mamá, quiero ser promedio. Ni grandes ni pequeños. Solo medio.

ANA LUCIA

______________

Durante nuestra clase de computación, la maestra regañó a un niño por hablar con la niña sentada a su lado. El chico dijo:

- Solo le estaba haciendo una pregunta.

"Si tienes dudas, pregúntame", dijo el profesor.

- Está bien, ¿quieres salir conmigo el viernes por la noche?

TRACY MAXWELL

______________

Pregunta que hizo mi hijo cuando tenía 5 años:

- Mami, ¿qué tal la historia sobre los intereses monetarios? ¿Aceptamos el dinero y luego juramos pagar?

HELENA DIEL