Lavanda: ¿quién podría imaginar que un medicamento huela tan bien?

Los aceites presentes en la lavanda, utilizados durante mucho tiempo en la fabricación de perfumes, jabones y bolsitas, también ayudan a la digestión, reducen la ansiedad y combaten el insomnio. Existe evidencia científica de que uno de los aceites de esta planta, el alcohol perílico, puede incluso utilizarse para tratar el cáncer.

Arbusto de hoja perenne con hermosas flores violetas o azul claro, la lavanda (lavanda) tiene una larga historia como remedio. Las flores secas se pueden utilizar como un sobre que, colocado debajo de la almohada, proporciona un sueño reparador. El aroma de su flor proviene de aceites que estimulan el nervio olfativo y calman el sistema nervioso central. El simple perfume puede ser tan eficaz para proporcionar un descanso pacífico como los medicamentos para dormir (que pueden causar dependencia).

Vea también cómo el romero puede mejorar su memoria .

La lavanda también actúa contra la ansiedad o la agitación. Los investigadores han descubierto que su uso está relacionado con el aumento de las ondas cerebrales asociadas con la relajación.

Consejo de relajación

Ponga un poco de aceite esencial de lavanda en un difusor para darle sabor al ambiente. Si no tienes difusor, vierte 3 gotas de aceite en medio litro de agua hirviendo e inhala el vapor. Cuando tenga tiempo para una extravagancia, agregue aceite de lavanda o un puñado de flores de lavanda secas al agua de su baño para combatir el estrés.

No es casualidad que la lavanda se utilice como linimento de masaje. Sus aceites esenciales son fácilmente absorbidos por la piel. Sus efectos sedantes sobre el sistema nervioso central pueden ayudarlo a relajarse. El aceite puro, que se vende en las tiendas naturistas, es muy concentrado; no debes usar más de 1 o 2 gotas directamente sobre la piel. Mézclalo con un "vehículo", como aceite de oliva o aceite vegetal.

Descubre otros 5 usos sorprendentes de la lavanda

1. Alivia el dolor de cabeza

Ponga un poco de aceite en cada sien cuando tenga dolor de cabeza y masajee para obtener un gran alivio.

dos. Ayuda a la digestión

Los médicos alemanes suelen recomendar el té de lavanda para ayudar a la digestión. Los aceites relajan los músculos lisos del tracto digestivo y alivian los calambres gástricos e intestinales después de las comidas. El té también reduce los gases intestinales. Para hacer una infusión, cubra 1 o 2 cucharaditas llenas de flores de lavanda con 1 taza de agua hirviendo durante 10 minutos.

3. Combate las infecciones

Los taninos de la lavanda matan las bacterias y ayudan a prevenir infecciones por pequeños cortes y rasguños. Remoja un paño limpio en infusión de lavanda y aplica la compresa sobre la herida.

4. Alivia los problemas de oído

El mismo químico que la lavanda que combate las infecciones de la piel alivia la picazón y la irritación de las infecciones de oído.

5. Funciona como analgésico

El aceite de lavanda tiene propiedades analgésicas suaves. Parece reducir la transmisión de impulsos nerviosos que generan señales de dolor. Mezcle unas gotas de aceite en 1 cucharada de aceite de oliva o aceite vegetal y masajee la mancha.

6. Alivia la picazón

La lavanda también alivia el picor gracias a su acción antiinflamatoria. Es el remedio perfecto para las picaduras y picaduras de insectos.

Lea también: 20 aceites esenciales y sus funciones curativas