¿Es realmente bueno para la salud tomar una ducha fría?

Hay quienes aman y quienes odian tomar una ducha fría. Pero también hay quienes solo toman duchas frías porque creen que es bueno. Pero después de todo, ¿cuáles son los beneficios para la salud de un baño frío ? Mira ahora lo que dice la ciencia al respecto. 


Atención:

Para tener el diagnóstico correcto de sus síntomas y realizar un tratamiento eficaz y seguro, busque la orientación de un médico o farmacéutico.


Beneficios del baño frío para tu salud:

  • Estimula al organismo a salir del estado de somnolencia;
  • Ayuda en procesos inflamatorios;
  • Deja la piel y el cabello más hermosos;
  • Reduce el estrés;
  • Calma la piel sensible;
  • Ayuda a la digestión.

1. Es un estimulante natural

Como esa taza llena de café, el baño frío también es un gran estimulante para el cuerpo. Y esto se debe a que la baja temperatura del agua favorece la circulación sanguínea, que a su vez aporta más oxígeno al organismo.

Por lo tanto, para aquellos que tienen dificultades para levantarse temprano, tomar una ducha temprano en la mañana puede ser una forma efectiva de salir del estado de sueño más fácilmente.

Pero si su intención no es despertarse, sino dormir, reemplace la ducha fría por un baño tibio.

2. Reduce los procesos inflamatorios

Quienes padecen procesos inflamatorios también pueden beneficiarse de una buena ducha fría. Eso es porque el agua fría reduce la vasodilatación del cuerpo. Así, tomar un baño de hielo puede resultar beneficioso especialmente para quienes padecen tendinitis y otras contusiones musculares, como la bursitis. 

Leer más: 17 alimentos que actúan como antiinflamatorios naturales

3. Deja la piel y el cabello más hermosos

Y los beneficios de una ducha fría no terminan ahí. El agua a baja temperatura también promueve el cierre de los poros , además de prevenir la sequedad del cabello y otros problemas asociados, como la caspa.

4. Calma la piel sensible

¿Ha sufrido de picazón debilitante, psoriasis o incluso quemaduras solares? Existen varios estudios que asocian los baños fríos con la reducción del proceso inflamatorio de la piel.

Y esto se debe a que el agua fría actúa como un calmante natural para la piel, a diferencia del agua caliente que aumenta la irritación.

Pero no crea que con solo tomar una ducha fría terminará su proceso inflamatorio. Si tienes alguno de estos problemas, consulta con un médico, para que te prescriba el tratamiento adecuado a tu problema.

5. Lucha contra el estrés

Algunos estudios también garantizan que tomar una ducha fría también es una medida eficaz para combatir el estrés. Entonces, si se siente estresado, deje de hacer lo que está haciendo y disfrute de una ducha fría. 

Y si desea comprobar qué síntomas de estrés están presentes en su vida diaria, ¡consulte este cuestionario!

6. Ayuda a la digestión

Hay muchas personas que informaron mejoras en el sistema digestivo después de comenzar a tomar el hábito de tomar baños fríos. Esto se debe a que un baño frío aumenta la frecuencia cardíaca y promueve la circulación sanguínea, ¡incluso en el estómago y los intestinos!

Para obtener otros consejos sobre cómo mantener activo su mecanismo intestinal, consulte este enlace.

Consejos para convertir el baño frío en un hábito

Incluso en el verano, tomar una ducha fría puede ser una tarea desafiante para muchas personas. Pero hay formas de adaptar el cuerpo a las bajas temperaturas del agua.

Un buen consejo es sumergir el cuerpo en partes. Entonces, comience con las manos primero y luego con los antebrazos. Luego, humedece tus tobillos y luego tus piernas.

Puede resultar incómodo al principio, pero no se desanime. Como todo en la vida, aprender a tomar una ducha fría es una cuestión de costumbre. Entonces, ¿qué tal convertirlo en una rutina matutina?