Barras de acceso: descubre los beneficios de esta herramienta terapéutica

Presente en más de 170 países, la herramienta Barras de acceso es un modelo de terapia que ha ayudado a muchas personas. Su objetivo es, mediante estímulos en puntos específicos de la cabeza, disipar problemas relacionados con la conducta humana.

Esta herramienta fue creada en 1990 por el norteamericano Gary Douglas y ha ido ganando seguidores y facilitadores (profesionales en el campo) en todo el mundo. Sus resultados son similares a los de la meditación, ya que consiguen una disminución del procesamiento cerebral durante la sesión.

Barras de acceso en detalle

Según los expertos, hay 32 puntos de energía ubicados en la cabeza que están directamente conectados con nuestras emociones, creencias, comportamientos, ideas, etc. Estos puntos se denominan barras y se pueden mover con el tacto.

Durante una sesión de Access Bar, los facilitadores presionan suavemente estos puntos para "eliminar" las emociones que influyen negativamente. Por tanto, se trabaja en patrones de comportamiento, creencias limitantes, miedos, ansiedad, etc.

Estos bares son como depositarios de todas las experiencias que tenemos en la vida. Recuerdos, ideas, certezas, traumas ... todo lo que nos hace quienes somos e influye en nuestras decisiones diarias. Pero algunas de estas emociones pueden ser limitantes. Por tanto, la manipulación a través de esta herramienta puede ser una solución viable.

Los 32 puntos se extienden por la región de la cabeza. Cuando se presiona, se trabajan las emociones relacionadas con cada punto. Es decir, la frecuencia cerebral disminuye y lo que bloquea, limita o interrumpe la vida del practicante se borra.

Este proceso busca expandir la conciencia, permitir que la persona pueda recibir nuevos estímulos y experiencias que la vida le puede brindar. Deja de revivir todo lo malo que está relacionado con el pasado y comienza a vivir el presente; sin proyecciones del pasado en el futuro.

Cómo se aplica la herramienta

Para ser facilitador es necesario realizar un curso profesional. Cualquiera es capaz de aprender y aplicar la herramienta, adultos, jóvenes, ancianos o mujeres embarazadas. No hay ninguna restricción.

Sin embargo, incluso aprendiendo la estimulación correcta de las barras de acceso, no se recomienda la autoaplicación. Es obligatorio buscar otro profesional de la zona para realizar la terapia. Cada sesión puede durar aproximadamente 1 hora y puede realizarse una vez a la semana o tantas veces como sea necesario.

Para hacer la Barra de Acceso, solo necesitas un lugar donde puedas tumbarte y el facilitador tenga acceso a todos los puntos de la cabeza. La estructura es sencilla y lo importante es que el practicante se sienta cómodo.

Cuales son los resultados

No hay evidencia de que la terapia a través de Access Bars tenga resultados para todos los médicos. Sin embargo, estudiosos de la materia realizaron varias pruebas que confirmaron la intervención del tacto en las actividades cerebrales.

Al analizar los exámenes de electroencefalograma, antes y después de las sesiones, fue posible identificar una disminución considerable de las actividades cerebrales. Principalmente en las áreas de enfoque, concentración y atención; efecto que también se observa en practicantes de meditación avanzados.

Al disminuir la velocidad del procesamiento cerebral, los puntos trabajados se "resuelven". Por tanto, el practicante está preparado para absorber nuevas experiencias. Sin embargo, cabe mencionar que los resultados pueden variar de persona a persona.

Por Thaís Garcez