Qué pueden hacer las vitaminas y minerales por usted

Todo el mundo conoce la importancia de consumir las vitaminas y minerales que necesita nuestro organismo, pero ¿los conoces bien?

Vitaminas

Los procesos bioquímicos - crecimiento, metabolismo, reproducción celular, oxidación de alimentos, digestión - están regulados por un total de 13 vitaminas, que garantizan el funcionamiento eficiente del organismo. Las vitaminas se clasifican como solubles en agua o solubles en grasa, según cómo sean absorbidas y almacenadas por el cuerpo.

Entre las vitaminas hidrosolubles se encuentran las del complejo B y C. Permanecen en los distintos tejidos del organismo durante un máximo de tres días. Una vez absorbidos por el intestino, pasan al torrente sanguíneo y se almacenan en pequeñas cantidades; cualquier exceso se elimina por la orina. Esto significa que es inútil consumir grandes dosis de vitaminas hidrosolubles. De hecho, lo correcto es comer un poco cada día. En caso de falta de estas vitaminas, los síntomas pueden comenzar a aparecer en unas pocas semanas.

Las cuatro vitaminas liposolubles (A, D, E y K), así como la grasa misma, son absorbidas por el intestino y, a excepción de la vitamina K, se almacenan en el hígado y el tejido adiposo. Como pueden permanecer en el organismo hasta un año (o más, en el caso de la vitamina A), no es necesario consumirlos en grandes cantidades todos los días. De hecho, el exceso de vitaminas liposolubles puede ser perjudicial.

Minerales

Los minerales son partes esenciales de las enzimas que son esenciales para la descomposición de los alimentos y juegan un papel importante en el desarrollo y mantenimiento de las funciones corporales. Los minerales se han clasificado según la necesidad que tenemos de ellos cada día.

Macrominerales: calcio, fósforo y magnesio. Son necesarios y se pueden almacenar en grandes cantidades.

Microminerales: Hierro, fluoruro, manganeso, yodo, zinc, selenio, cloruro, potasio, sodio y cobre. Las pequeñas cantidades que el cuerpo puede almacenar son suficientes.

Electrolitos: algunos minerales (calcio, cloruro, magnesio, fósforo, potasio y sodio) también se clasifican como electrolitos. Estas sustancias ayudan a generar impulsos eléctricos que llevan mensajes de los nervios por todo el cuerpo, además de mantener el equilibrio adecuado de líquidos y químicos en el cuerpo.

Todos los minerales son necesarios para la salud y algunos tienen un mejor efecto cuando se asocian con determinadas vitaminas: hierro con vitamina C o calcio con vitamina D, por ejemplo.

El balance

Es perfectamente posible ingerir suficientes vitaminas y minerales sin "neuras". Primero, dé preferencia a los alimentos ricos en nutrientes, como frutas, verduras de color verde oscuro, verduras, proteínas magras, pescado azul y cereales integrales, en porciones con una cantidad razonable. Y evite los alimentos procesados ​​ultraprocesados ​​a diario, ya que son hipercalóricos y contienen pocos nutrientes que se pueden utilizar.

Lea más sobre las vitaminas.