Aprenda a prevenir la bronquitis con 4 simples medidas

Cuando inhalas lo que es extraño a los pulmones, como humo de cigarrillo, virus, bacterias, contaminantes y vapores químicos, tus bronquios se rebelan, aumentan de tamaño y producen más moco, en un intento de aislar a los "intrusos". Como resultado, tose, jadea y se siente cansado. Un ataque viral o bacteriano ocasional, o la exposición a una gran cantidad de humo o contaminantes, conduce a una bronquitis aguda.

Los principales síntomas de la bronquitis son: tos con moco amarillento, gris o verde; malestar u opresión en el pecho, sensación de incomodidad al respirar; infecciones, escalofríos y fiebre baja; cansancio; sibilancias dolor de garganta; congestión nasal.

Principales estrategias de prevención

1. Deja de fumar

El cigarrillo es responsable del 85% al ​​90% de los casos de bronquitis crónica. Los expertos dicen que la pipa y el cigarro también pueden desencadenar el proceso. Una razón es que los pulmones de los fumadores producen más mucosidad, que recubre las paredes de las vías respiratorias, convirtiéndolas en una superficie continua y favoreciendo así el crecimiento de bacterias y virus.

Pero la buena noticia es que cuando deja de fumar, la mejora es inmediata. Para muchas personas, la tos crónica, causada por la producción adicional de moco, comienza a disminuir aproximadamente un mes después de dejar de fumar.

2. Evite ser un fumador pasivo

Fumar irrita los tejidos del pulmón, facilita la inflamación y aumenta las posibilidades de contraer una infección pulmonar. La investigación alemana mostró que la exposición continua al humo del cigarrillo en el trabajo aumentaba las posibilidades de desarrollar bronquitis crónica en un 90%. Por tanto, la exposición diaria - de las personas que conviven con un fumador - triplica los riesgos.

¿Bronquitis crónica? ¡Utilice un expectorante con regularidad!

Los mucolíticos fluidizan el moco en el pulmón, facilitando la expectoración, permitiendo su eliminación y facilitando la respiración. Los ingredientes activos incluyen guaifenesina (que se encuentra en docenas de medicamentos, tanto líquidos como en tabletas) y acetilcisteína.

3. Lávese las manos con frecuencia y lleve gel de alcohol en su bolso

Lavarse las manos con agua y jabón hasta cinco veces al día redujo el número de infecciones de las vías respiratorias superiores entre los reclutas de la Marina hasta en un 45%; segundo estudio realizado por el Navy Health Research Center en San Diego durante dos años. Además, siempre tenga gel de alcohol en su bolso, automóvil y bolsa de gimnasia, para usar cuando no tenga un fregadero cerca. Las investigaciones muestran que el gel de alcohol con 60% de alcohol etílico puede matar casi todas las bacterias y virus.

4. Vacúnese contra la gripe anualmente

La bronquitis aguda y los episodios de bronquitis crónica suelen ser secundarios a la gripe. Por lo tanto, una vacuna anual contra la influenza reduce el riesgo de bronquitis. La misma protección se puede obtener con la vacuna antineumocócica. Si tiene bronquitis crónica, sus probabilidades de contraer gripe o neumonía son mayores, al igual que los riesgos de contraer enfermedades más graves o incluso de morir por enfermedades respiratorias.

Para disminuir el riesgo de que su bronquitis empeore, siga los consejos que se enumeran. Pero, si tose tres meses al año, durante dos años consecutivos, ya tiene bronquitis crónica. En ese caso, consulte a un médico.