Cómo hacer jabón líquido en 4 sencillos pasos

El jabón líquido es uno de los productos de limpieza que más ha llamado la atención. Debido a que se diluye fácilmente en agua, termina siendo menos abrasivo y provoca menos manchas que la versión en polvo. Por eso es el más indicado para todo aquel que se preocupe por la conservación de la ropa.

Sin embargo, aunque el jabón líquido es más ventajoso que la versión en polvo, cuesta más. La buena noticia es que con unos pocos ingredientes es posible hacer un buen jabón líquido casero y disfrutar de todos los beneficios del producto gastando poco.

El jabón líquido casero natural es más ventajoso que el jabón industrial en varios aspectos. Además de no contener componentes derivados del aceite, es menos contaminante, menos abrasivo, protege tu ropa y piel de las composiciones químicas de los jabones industriales y es muy económico.

¿Cómo hacer jabón líquido casero?

Hacer jabón líquido casero es muy sencillo. No necesitará muchos utensilios ni gastará mucho dinero.

Hay varias recetas de jabón líquido casero, algunas más abrasivas que otras. La receta a continuación es una receta más natural, biodegradable y multiusos; se utiliza para lavar ropa, platos, ventanas y es poco probable que cause reacciones alérgicas.

Ingredientes para 3 litros de jabón líquido casero:

  • 3 l de agua
  • 200 g de jabón en barra de coco natural (verifique la composición del jabón en la etiqueta, solo debe contener jabón de coco o similar)
  • 50 ml de alcohol
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 10 ml de aceite esencial, como lavanda o limoncillo (opcional)

Modo de preparo:

Paso 1: En una olla grande, poner a hervir los 3 litros de agua. Mientras el agua hierve, ralla o pica 200 g de jabón de coco.

Paso 2: Agrega los trozos de jabón al agua hirviendo y revuelve muy lentamente hasta que el jabón se disuelva por completo. Apaga el fuego.

Paso 3: Agrega 50 ml de alcohol a la sartén, la mezcla burbujeará un poco. Luego, agrega las cucharadas de bicarbonato de sodio poco a poco para evitar que se desborde.

Paso 4: Mezclar ligeramente durante unos 2 minutos y dejar reposar. Cuando esté frío agrega el aceite esencial de tu elección. Luego colóquelo en un recipiente limpio y su jabón líquido casero estará listo para usar.

No se alarme si su jabón líquido no es tan viscoso como el jabón líquido industrial. Esto no quiere decir que haya salido mal. Esto se debe solo a que la receta no requiere ningún ingrediente que la haga pegajosa. Pero el potencial de limpieza es sensacional, ¡créame!