Conozca los tipos de demencia y sus principales síntomas

Existe una tendencia a asociar la demencia con los ancianos y consideramos la enfermedad como parte del proceso natural de envejecimiento. De hecho, a menudo se la denomina incorrectamente "demencia senil", un reflejo de la opinión generalizada y equivocada de que el deterioro mental severo es una parte normal del envejecimiento. Sin embargo, existen otros tipos de demencia y sus peculiaridades.

La demencia no es una enfermedad específica, sino un término que se usa para describir una variedad de síntomas que afectan el cerebro, causando pérdida de memoria, confusión y desviación de la personalidad. Puede afectar a personas de todas las edades, pero la edad es el factor de riesgo más importante: aproximadamente una de cada 50 personas de entre 65 y 70 años tiene algún tipo de demencia, y la proporción aumenta a una de cada cinco después 80 años. Los genes también pueden desempeñar un papel importante, sobre todo en la aparición temprana de la enfermedad de Alzheimer.

¿Qué puede causar la demencia?

Daño a las células nerviosas del cerebro, fibras conectivas o una cantidad reducida de transmisores químicos en el cerebro.

  • El Alzheimer es la demencia más común. Se cree que la causa del daño cerebral en este caso es la acumulación de proteínas anormales en las neuronas, lo que hace que mueran.
  • El accidente cerebrovascular, conocido como demencia vascular, causa aproximadamente el 20% de todos los casos de demencia. Ocurre si se ven afectadas partes del cerebro que realizan funciones intelectuales como el habla y la memoria. La demencia posterior a un accidente cerebrovascular es más común en los ancianos y después de un segundo episodio de accidente cerebrovascular.
  • Otras causas incluyen demencia con cuerpos de Lewy, enfermedad de Parkinson, demencia frontotemporal y traumatismo craneoencefálico.
  • Las sustancias tóxicas, como el alcohol, la exposición prolongada a algunas sustancias químicas o metales pesados, o los desequilibrios químicos causados ​​por la diálisis renal o la insuficiencia hepática pueden causar síntomas de demencia.
  • Las causas raras incluyen tumores cerebrales, enfermedad de Huntington, encefalitis e infección por VIH.
  • Los síntomas también pueden ocurrir debido a problemas de tiroides y deficiencias de vitaminas.

Conozca cada uno de estos tipos de demencia en detalle a continuación.

wildpixel / iStock

ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia y afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje y el razonamiento. A medida que las células se destruyen progresivamente, la enfermedad se vuelve cada vez más debilitante. El cerebro de alguien que sufre de Alzheimer se caracteriza por una atrofia bien marcada: parece haberse "marchitado" dentro del cráneo. Este es el resultado de niveles reducidos del neurotransmisor acetilcolina y la aparición de placas y ovillos en los circuitos neuronales, que se cree que "desconectan" las áreas responsables de almacenar y procesar la información. La enfermedad de Alzheimer no tiene cura, ni los síntomas se pueden revertir, pero es posible mitigarlos.

Ridofranz / iStock

¿Estás en riesgo?

Aún no se sabe exactamente qué causa la enfermedad de Alzheimer, pero los factores genéticos, ambientales y de estilo de vida están relacionados. A continuación, se muestran algunos posibles factores de riesgo.

  • Las personas mayores de 65 años tienen un mayor riesgo, que aumenta con cada década siguiente.
  • Los genes también juegan un papel destacado. Un gen específico, llamado apolipoproteína E4 (ApoE4), está fuertemente asociado con la enfermedad de Alzheimer, aunque no todos los portadores del gen tendrán la enfermedad y puede desarrollarse en personas que no lo son.
  • La enfermedad afecta a más mujeres que hombres, pero posiblemente porque viven más tiempo. Los hombres tienen más probabilidades de tener demencia vascular, que probablemente esté relacionada con un nivel más alto de factores de riesgo cardiovascular, como enfermedades cardíacas y presión arterial alta.
  • Otros posibles factores de riesgo incluyen hipertensión arterial prolongada, antecedentes de traumatismo craneoencefálico y obesidad, aunque no hay evidencia sustancial.

perfectlab / iStock

¿Cuales son los sintomas?

Pérdida de memoria, confusión, desorientación, dificultad para realizar actividades simples o rutinarias, cambios de humor, aislamiento social, disminución del sentido crítico y dificultad para tomar decisiones. Los síntomas posteriores incluyen ansiedad o enojo en respuesta a cambios o estrés, dificultad para vestirse y comer, conversaciones repetitivas, incapacidad para encontrar la palabra correcta, problemas para leer y escribir, dificultad para reconocer a las personas, trastornos del sueño, deambular y delirios . La etapa avanzada provoca pérdida de peso, incontinencia y dependencia total de un cuidador.

jarun011 / iStock

¿Cómo se diagnostica?

La enfermedad de Alzheimer (y otras formas de demencia) es difícil de diagnosticar porque muchos de los síntomas pueden estar asociados con otras enfermedades. Un examen completo puede incluir una prueba neuropsicológica, análisis de sangre, consultas con especialistas (como un psiquiatra, neurólogo o geriatra) y conversaciones con la familia. Algunos tipos de demencia tienen signos neurológicos, patrones de aparición y tasas de progresión diferentes a las relacionadas con el Alzheimer, y su eliminación ayuda a confirmar el diagnóstico. Además, los médicos generalmente realizarán pruebas como la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (MRI) del cerebro. Además de descartar las causas del deterioro cognitivo (como accidentes cerebrovasculares, hemorragias o tumores cerebrales),la presencia de contracción en el hipocampo y los lóbulos parietal y temporal sugiere la enfermedad de Alzheimer. Algunos tipos de exploración por TEP (tomografía por emisión de positrones) pueden mostrar un metabolismo de la glucosa alterado en las mismas regiones del cerebro y también respaldar el diagnóstico. Los investigadores han estado trabajando para desarrollar herramientas de diagnóstico más efectivas, incluidas técnicas de imágenes cerebrales más sofisticadas y un examen que mide los niveles de proteínas en el líquido cefalorraquídeo que están asociados con la enfermedad de Alzheimer.incluyendo técnicas de imágenes cerebrales más sofisticadas y un examen que mide los niveles de proteínas en el líquido cefalorraquídeo que están asociados con la enfermedad de Alzheimer.incluyendo técnicas de imágenes cerebrales más sofisticadas y un examen que mide los niveles de proteínas en el líquido cefalorraquídeo que están asociados con la enfermedad de Alzheimer.

sigue leyendo