¡Descubre 6 increíbles beneficios de la cebolla!

Las cebollas son miembros de la familia de las aliáceas, que también incluye ajos y puerros. Las variedades blanca y amarilla son ideales para cocinar, ya que se vuelven suaves y dulces con la cocción y agregan sabor a otros alimentos. Además, ¡hacen maravillas por nuestra salud! Descubre a continuación 6 increíbles beneficios de la cebolla, además de cómo elegir y almacenar correctamente.

Beneficios para la salud de la cebolla

1 Protege contra el cáncer de pulmón

Un estudio norteamericano publicado en el Journal of the National Cancer Institute demuestra una relación significativa entre una dieta con un alto consumo de flavonoides y un riesgo reducido de cáncer de pulmón. Entre los alimentos con flavonoides que ofrecen mayor protección se encuentran la cebolla, la manzana, la naranja y la fresa.

2 Defiéndase de otros tipos de cáncer

Los compuestos de azufre y los flavonoides de la cebolla pueden bloquear el potencial carcinogénico de algunos carcinógenos. Un estudio chino informó que los hombres que comían al menos una cucharada de cebolla picada y otras verduras relacionadas (como ajo, cebollino y puerro) por día tenían aproximadamente la mitad del riesgo de desarrollar cáncer de próstata en comparación con los hombres que comían menos 1/4 de cucharada (4 ml) de estas verduras al día.

3 Previene el infarto de miocardio

Los curanderos han recomendado durante mucho tiempo la cebolla como tónico cardíaco, y los investigadores ahora han documentado que la adenosina, una sustancia similar al ácido acetilsalicílico presente en la cebolla, previene la formación de coágulos peligrosos que conducen a un ataque cardíaco.

4 Aumenta los niveles de colesterol "bueno"

Los estudios indican que la cebolla protege las arterias contra la obstrucción gracias a los niveles elevados de HDL (el colesterol "bueno") en sangre.

5 Estabiliza los niveles de glucosa en sangre

En un estudio egipcio de ratas diabéticas, el jugo de cebolla redujo el nivel de glucosa en sangre en un 70%. Uno de los pocos estudios en humanos, publicado en India, data de aproximadamente 30 años, pero estableció que los diabéticos que consumían 57 g de cebolla al día experimentaron una reducción significativa en los niveles de glucosa en sangre.

Los investigadores atribuyen este efecto a los componentes de azufre y los flavonoides de la cebolla. Además, la cebolla es una rica fuente de cromo; un oligomineral que mejora la capacidad del cuerpo para responder a la insulina.

6 Previene las infecciones cutáneas

La cebolla tiene sustancias que tienen un leve efecto antibacteriano, lo que puede validar la cultura popular de que frotar una cebolla cruda en un corte previene infecciones. Sin embargo, se necesita más investigación sobre el tema.

Cómo elegir y almacenar cebollas.

La cebolla común debe ser firme, con la piel seca y quebradiza. Deseche los lunares o aquellos con manchas negras, que indiquen moho, o que tengan brotes verdes en la parte superior; estos ya se han ido. Deben tener un aroma suave. Un fuerte olor a cebolla es indicativo de descomposición.

Después de la compra, la cebolla debe almacenarse en un ambiente seco y fresco, protegido de la luz directa, que puede amargarla. No lo coloques cerca de papas, que liberan humedad y gases que estropean la cebolla más rápido.

Consejo adicional: ¡prefiera crudo!

Cocinar la cebolla a alta temperatura reduce significativamente los beneficios del sulfuro de dialilo; el fitoquímico protector contra el cáncer en la cebolla. La cebolla cruda ofrece mayores beneficios, y picarla (o incluso masticarla) ayuda a liberar su poder fitoquímico. Entonces, ¿qué tal agregar cebolla a la ensalada?

Por Iana Faini