¿Beber café es realmente bueno para la salud?

El café es una de las bebidas más populares en Brasil, y no es de extrañar que haya ganado su propio día en nuestro calendario: 24 de mayo - Día Nacional del Café. Nos encanta tomarnos un descanso del trabajo para tomar una taza de café y sentir ese olor relajante. Pero quedan algunas dudas: ¿el café es realmente bueno para la salud? ¿Cuáles son sus beneficios cuando se combina con una alimentación saludable?

¡Para resolver estas y otras dudas consulta nuestra lista a continuación con 8 beneficios del café para tu salud!

1 te ayuda a perder peso

La cafeína es uno de los elementos que se encuentran en casi todos los suplementos dietéticos para ayudar a perder peso. Esto se debe a que la cafeína acelera el metabolismo y quema más grasa en menos tiempo. Sin embargo, el simple hecho de tomar café no le hará perder peso. Solo le ayudará a alcanzar su objetivo más rápido si se combina con ejercicio regular.

2 Ayuda a la concentración y aporta energía

La cafeína también es un potente estimulante psicoactivo. Cuando tomas café, parte de esa sustancia va a tu cerebro y genera una serie de reacciones químicas que hacen que funcione más rápido, mejorando tu estado de ánimo, energía, memoria, tiempos de respuesta y funcionamiento cognitivo general.

3 Previene la cirrosis

Muy pocas personas lo saben, pero beber café negro, sin exagerar, puede ayudar a prevenir la cirrosis.

Según investigadores de un instituto italiano, la cafeína tiene propiedades beneficiosas que, si se consumen en una dosis adecuada, inhiben la acción de las enzimas que desencadenan la cirrosis.

En ese estudio, se analizaron 100 personas durante dos meses. A través de los datos recogidos se pudo comprobar que quienes bebían cuatro o más tazas de café al día tenían un riesgo de cirrosis cinco veces menor que quienes no tomaban la bebida con la misma frecuencia.

4 Gran fuente de antioxidantes

El café es un antioxidante natural que protege la piel del efecto de los radicales libres que provocan el envejecimiento prematuro. El cuerpo humano absorbe más nutrientes del café que de otras fuentes populares de antioxidantes como frutas y verduras; parece difícil de creer pero es cierto, ¡el buen café sale adelante!

5 Reduce el riesgo de diabetes tipo 2

Los científicos estadounidenses han demostrado que quienes beben hasta seis tazas de café al día están mejor protegidos contra la diabetes tipo 2. La hipótesis es que los diversos antioxidantes y otros componentes de la bebida favorecen el control de la glucosa en sangre. ¡Pero cuidado! Para lograr este efecto, el café debe tomarse sin azúcar o casi sin azúcar.

Lea también: Prevención de la diabetes: 5 pasos para una vida más larga

6 Reduce el riesgo y los efectos de la enfermedad de Parkinson.

La cafeína presente en el café puede inquietar a una persona, pero parece que ocurre el efecto contrario en quienes tienen Parkinson. En lugar de agitar más al individuo, ayuda a aliviar los temblores y recuperar el movimiento.

La enfermedad de Parkinson se asocia con una caída en los niveles de dopamina del cuerpo. Según investigadores canadienses, la cafeína tiene el efecto de aumentar los niveles de dopamina en el cerebro, lo que provoca una disminución de la intensidad de los temblores y un aumento de la movilidad general. Se estima que quienes beben café regularmente disminuyen la posibilidad de desarrollar la enfermedad del 32% al 60%.

7 combate la depresión y también te hace más feliz

La dopamina no solo previene la enfermedad de Parkinson, es un neurotransmisor fuertemente ligado a la sensación de placer y felicidad. Esto explica por qué las personas que beben cuatro o más tazas de café al día tienen un 20% menos de probabilidades de sufrir depresión y un 50% menos de probabilidades de suicidarse.

8 Reduce el riesgo de varios tipos de cáncer.

Además de todos los beneficios mencionados anteriormente, el café también reduce las posibilidades de desarrollar cáncer en diferentes partes del cuerpo. Esto se debe a que el café es una sustancia muy rica en antioxidantes y minerales, que ayudan a prevenir la degradación y alteración celular.

Las personas que beben al menos de 3 a 4 tazas de café molido o tostado al día tienen un riesgo reducido de desarrollar cáncer. Aunque los beneficios del café no están relacionados con la cafeína, el café descafeinado no tiene ese poder protector. Los investigadores creen que esto se debe al hecho de que, al extraer cafeína, el café pierde antioxidantes y vitaminas esenciales.