Ejercicios aeróbicos y anaeróbicos: conócelos

Los ejercicios aeróbicos son actividades prolongadas que aumentan la respiración y consumen oxígeno a medida que los músculos queman energía. Algunos de ellos son: caminar a paso ligero, correr, andar en bicicleta, boxear, remar, nadar y bailar aeróbicos. Este último puede ser de bajo o alto impacto: los ejercicios de baile de bajo impacto tienden a ser más lentos y controlados, mientras que los de alto impacto sacuden más el cuerpo, lo que implica saltar y correr.

El ejercicio aeróbico proporciona un suministro continuo de oxígeno a los músculos. Mejoran la salud cardiovascular y utilizan las reservas de grasa para obtener energía. Son, por tanto, la mejor forma de ejercicio tanto para quemar grasas como para la salud en general. Es posible que las personas con trastornos cardíacos, respiratorios o circulatorios necesiten modificaciones, pero el ejercicio aeróbico es una parte importante del tratamiento de estas afecciones, y la mayoría de las personas conocen intuitivamente el nivel de esfuerzo adecuado para su cuerpo.

Los ejercicios anaeróbicos consisten en series cortas y rápidas de actividad vigorosa e incluyen: levantamiento de pesas, carreras de velocidad, saltar la cuerda y tira y afloja. Las reacciones químicas tienen lugar en el cuerpo con el fin de proporcionar combustible para los ejercicios anaeróbicos, y estos no pueden mantenerse durante largos períodos, porque la cantidad de combustible disponible es limitada.

Además, la acumulación de ácido láctico, un subproducto de la reacción anaeróbica, puede causar dolor y fatiga. Los ejercicios anaeróbicos desarrollan los músculos. Durante el ejercicio, solo se queman carbohidratos (no grasas), pero hay un aumento en la quema de grasa en las horas siguientes. El aumento de la musculatura eleva la tasa metabólica y genera la fuerza para ser más activo. Los ejercicios anaeróbicos ayudan a quemar grasa y mejoran la capacidad para realizar ejercicios aeróbicos. ¡Aquí hay algunas sugerencias de ejercicios!

JackF / iStock

Ejercicios anaeróbicos

Las investigaciones revelan que una rutina de ejercicios corta y divertida te hará sentir delgado, sexy y fuerte. Las rutinas que se muestran a continuación trabajan los músculos del tronco, las extremidades inferiores y el núcleo. Haz una rutina al día, alternando entre las tres.

Selecciones de Reader's Digest

Rutina para el maletero

Crucifijo recto

Párese con una mancuerna en cada mano. Flexione los brazos en ángulos de 90 ° y extiéndalos hacia los lados para que sus brazos queden paralelos al piso con las palmas hacia adelante.

Tensa los músculos del pecho, mueve los codos uno hacia el otro hasta que estén más o menos separados al ancho de los hombros. Vuelve a la posición inicial. Haz de 8 a 12 repeticiones lentamente.

Selecciones de Reader's Digest

Tracción pectoral

Sosteniendo la mancuerna en la mano izquierda, párese con la pierna derecha un gran paso delante de la izquierda, con el talón izquierdo levantado del suelo. Apoye la mano izquierda en el muslo derecho e inclínese ligeramente hacia adelante. Mantenga su brazo izquierdo perpendicular a su pecho de modo que su palma esté frente a usted.

Manteniendo el codo flexionado, muévalo hacia un lado hasta que su brazo izquierdo esté al nivel del hombro. Haz una pausa y vuelve a la posición inicial. Haz de 8 a 12 repeticiones, luego cambia de lado y repite el ejercicio con el otro brazo.

Selecciones de Reader's Digest

Retroceso de tríceps

Sostenga una mancuerna en su mano izquierda y coloque su rodilla derecha y su mano en el asiento de una silla para que su espalda esté paralela al piso. Mantenga su codo izquierdo a su lado de modo que su brazo esté flexionado en un ángulo de 90 ° y su antebrazo esté perpendicular al piso.

Extienda el codo y mueva la mano hacia atrás hasta que el antebrazo quede paralelo al suelo. Haga una pausa y luego baje el peso a la posición inicial. Haz de 8 a 12 repeticiones y luego cambia de lado.

sigue leyendo