6 tipos de masajes que alivian el dolor

El masaje es una forma relajante y agradable de lidiar con el dolor. Tiene una amplia variedad de técnicas, algunas basadas en la medicina oriental. Los más comunes incluyen presionar las extremidades, tirar suavemente de las articulaciones, comprimir áreas nerviosas o puntos de presión. También pueden incluir pequeños golpes y palmaditas en el dorso de las manos.

Las terapias de masajes correctivos funcionan de diferentes maneras. Algunos se enfocan en relajar los músculos tensos, otros buscan estimular la circulación. El masaje alivia el dolor causado por lesiones deportivas y también se utiliza en programas de rehabilitación para pacientes que han sufrido un accidente, incluido un ictus. El profesional prestará mucha atención a los músculos y tendones lesionados para aliviar la rigidez y el dolor. Muchos masajistas deportivos aplican sustancias terapéuticas sobre la piel. Después de una absorción lenta, cremas, aceites calentados o analgésicos llegan al tejido lesionado.

Masaje de aromaterapia

Este tipo de masaje se caracteriza por el uso de aceites esenciales, conocidos por sus propiedades curativas. Estos aceites se extraen de diversas plantas medicinales mediante un proceso de destilación. Manzanilla, eucalipto, lavanda y menta son algunas de estas plantas. Debido a que están bien concentrados, solo se agregan unas pocas gotas de uno o más aceites esenciales a un aceite portador base, como el aceite de almendras o avellanas.

Puedes comprar aceites de masaje ya mezclados o hacer los tuyos propios. Guárdelos en lugares oscuros y fríos, pero no en el refrigerador.

¿Cómo puede ayudar?

Los aceites esenciales son absorbidos por el cuerpo por inhalación y por la piel. Pueden actuar sobre el terreno y también pasar al torrente sanguíneo para llegar a otras áreas del cuerpo. El masaje de aromaterapia es capaz de aliviar los trastornos relacionados con el estrés, la depresión y la ansiedad. También puede liberar endorfinas, proporcionando alivio para:

  • tension muscular
  • dolor crónico de cuello y espalda
  • calambres premenstruales
  • artritis

Masaje con piedras calientes

Las piedras lisas y planas se colocan en agua caliente hasta que alcancen una temperatura óptima. Suelen ser piedras de basalto, ya que son ricas en hierro y retienen fácilmente el calor. Luego se colocan en partes específicas del cuerpo, como a lo largo de la columna y entre los dedos de los pies. También se utilizan para masajear los músculos. El calor de las piedras calienta los músculos y ayuda a relajarlos, permitiendo trabajarlos en profundidad sin grandes presiones. Si hay inflamación, el profesional puede optar por piedras de mármol, enfriadas antes en agua fría.

¿Cómo puede ayudar?

Se informa que el masaje con piedras calientes ofrece varios beneficios para la salud. Pueden mejorar la circulación y también reducir el estrés. Si no está seguro de estar estresado, realice esta prueba y averigüe. Este masaje puede minimizar:

  • artritis
  • hipertensión
  • dolor en la espalda
  • fibromialgia

Masaje sueco

Este tipo de masaje fue desarrollado en el siglo XIX por Per Henrik Ling, un entusiasta de la salud física y un precursor de los aeróbicos. Se basa en un sistema de golpes y tracción en tejidos blandos y músculos para relajar las fibras musculares rígidas.

El propósito del masaje sueco es aflojar el engrosamiento de los músculos o tejidos alrededor de las articulaciones. Los investigadores notaron que al aplicar acciones de presión, golpes largos y movimientos a los conejos después del ejercicio, la recuperación se aceleró. Además, hubo menos hinchazón e inflamación. Vale la pena decir que en el experimento se utilizaron músculos de conejo porque son análogos a los de los humanos. Los músculos recuperaron aproximadamente el 60% de la fuerza en comparación con la tasa de recuperación del 15% en el grupo de control.

¿Cómo puede ayudar?

El masaje sueco está recomendado para personas que padecen problemas circulatorios y dolores articulares. Es muy utilizado en fisioterapia, especialmente en pacientes que buscan recuperar el movimiento de las extremidades después de la cirugía. Además, está indicado para quienes han pasado largas temporadas en cama o han sufrido un ictus. También es útil para:

  • osteoartritis
  • dolor de espalda cronico
  • dolor en el cuello
  • dolores de cabeza

Masaje Oriental

El masaje chino ( tui na ) es superprofundo. Se basa en comprender los caminos de los meridianos y los puntos de acupuntura. Es decir, con estimulación de diferentes puntos con fuerte presión de los dedos. También puede haber fricción y palmaditas muy firmes para restaurar la circulación saludable y el movimiento de las extremidades. El masaje tailandés ( nuad boran ) combina técnicas de yoga, acupresión y reflexología. Su propósito es eliminar los bloqueos de las líneas eléctricas conocidas como sen . El profesional tira, mece y estira rítmicamente varias partes del cuerpo hasta que se libera la tensión y se equilibra la energía.

¿Cómo puede ayudar?

Hay informes de que ambas formas de masaje oriental crean una sensación de relajación y rejuvenecimiento. Son ideales para quienes sufren:

  • dolores de cabeza tensionales
  • migrañas
  • problemas de cuello
  • dolor en las articulaciones
  • espasmos musculares
  • ansiedad

Masaje de tejido profundo

Es un masaje terapéutico, con efecto penetrante, diseñado para restaurar el movimiento articular. Además, mejora la circulación sanguínea y linfática de todo el cuerpo, especialmente en los músculos acortados gracias a la inactividad. A veces, la falta de uso de los músculos puede deberse a problemas psicológicos o traumas pasados. Masajear los tejidos profundos puede resultar en una fuerte liberación emocional y / o reacción física.

¿Cómo puede ayudar?

Con movimientos muy lentos y mucha presión, puede resultar bastante doloroso para quien no está acostumbrado. El masajista utiliza los dedos, las manos, los codos y los antebrazos para concentrarse en áreas problemáticas específicas. Puede ser útil para aliviar:

  • dolor de espalda
  • ciática
  • codo de tenista
  • fibromialgia
  • osteoartritis

Drenaje linfático

Este método se usa a menudo en clínicas de belleza y spas. Incorpora el principio de "nivelar" las protuberancias no estéticas o los depósitos de grasa en el cuerpo, especialmente la celulitis y la acumulación de líquidos. Los toques de masaje son ligeros, suaves, repetitivos, generalmente acompañados de aromaterapia.

¿Cómo puede ayudar?

El drenaje linfático tiene como objetivo estimular la capacidad de las glándulas linfáticas para limpiar los fluidos corporales. Mejora el tono y el estado de la piel. Puede ser útil para tratar el linfedema, que puede surgir después de la extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos, como en las mastectomías. También puede ayudar a otras afecciones clínicas dolorosas, como:

  • hinchazón en las piernas después de un largo viaje en avión
  • retención de líquidos
  • displasia de mama
  • dolores de cabeza

Disfruta este consejo

El aceite de masaje picante es maravilloso y contiene hierbas que alivian el dolor y la inflamación. ¡Y lo mejor es que se puede hacer en casa! Úselo dos veces al día durante una semana, sin interrupción o hasta que el dolor articular o muscular desaparezca. Vayamos a la receta:

Coloque  1 cucharada de hojas secas de romero, 3 cucharaditas de semillas de apio y 1 cucharadita de pimienta de cayena en polvo u otro pimiento rojo en un molinillo de café y especias.

Muele  los ingredientes hasta convertirlos en polvo. Guarde la mezcla en un frasco de vidrio con tapa hermética. Luego agregue 225 g de aceite de oliva, aceite de almendras o jojoba.

Ajuste bien  la tapa y agite vigorosamente el contenido de la olla.

Reserva  la olla por 10 días, agitándola periódicamente. Con un filtro de papel de café, cuele el contenido en otro frasco de vidrio estéril. Almacene en un lugar fresco y oscuro hasta por 6 meses.

Use  un poco para masajear la zona dolorida dos veces al día.

Si tu dolor es crónico, busca a un profesional que te asesore sobre el tipo de masaje más adecuado para ti.