Sorpréndete con los increíbles beneficios de la manzana

Según un antiguo dicho popular inglés, "una manzana al día mantiene alejado al médico" (una manzana al día lo mantiene alejado del médico). ¿Pero realmente hay tantos beneficios en una fruta tan común como una manzana?

De hecho, como en el momento en que se creó el proverbio, "manzana" era el nombre de cualquier fruto redondo que crecía en los árboles, el significado es más amplio. Pero sí, la manzana tiene varios beneficios. Revisa:

Previene el Alzheimer

La manzana contiene quercetina, un poderoso antioxidante que, en ratones, protege a las neuronas de la degeneración y puede hacer lo mismo en humanos. La corteza es rica en sustancias que combaten enfermedades.

Protege contra el cáncer de colon

Cuando se fermenta en el colon, la fibra natural de la manzana produce sustancias químicas que ayudan a combatir la formación de células cancerosas, según una investigación reciente en Alemania.

Otros estudios han demostrado que las procianidinas, el tipo de antioxidante que se encuentra en las manzanas, desencadenan una serie de señales celulares que provocan la muerte de las células cancerosas.

Estabiliza la glucosa en sangre

Las manzanas son ricas en fibra soluble, lo que ralentiza la digestión y la entrada de glucosa al torrente sanguíneo. Los investigadores encontraron que las mujeres que comían al menos una manzana al día tenían un 28% menos de probabilidades de desarrollar diabetes que las que no lo hacían.

Promueve la salud de las encías

Se ha dicho durante mucho tiempo que Apple es el cepillo de dientes de la naturaleza. Aunque comer una manzana no limpia los dientes, morder y masticar la manzana estimula las encías, y la dulzura de la fruta aumenta el flujo de saliva, lo que reduce las caries al disminuir la cantidad de bacterias en la boca.

Te ayuda a mantenerte delgado

La manzana es rica en agua y fibra, por lo que el estómago querrá menos comida. Además, los estudios han demostrado que cualquiera que coma al menos tres manzanas al día pierde peso.

Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Una manzana fresca es el tentempié ideal. Las manzanas son ricas en flavonoides, antioxidantes que ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares, pero es necesario comerse la cáscara.

Además, los adultos que comen manzanas tienen un 37% menos de probabilidades de tener presión arterial alta.

Lucha contra el colesterol alto

Las manzanas son bajas en calorías y altas en pectina, una fibra soluble que ayuda a reducir el nivel de colesterol LDL (que daña las arterias) en la sangre.

Consejos de consumo:

A pesar de los beneficios, como la manzana es vulnerable a las larvas, gusanos y otros insectos, recibe aplicaciones de pesticidas. Lavar siempre bien las frutas antes de comerlas y, en el caso de manzanas enceradas (de brillo intenso), pelar; la cera puede evitar que el lavado elimine los residuos de pesticidas.

Finalmente, otro consejo es elegir manzanas más pequeñas: las más grandes maduran y pasan la punta más rápido.