Palpitaciones: descubra cuándo preocuparse

La frecuencia cardíaca no siempre es regular. De hecho, casi todos hemos experimentado, en un momento u otro, palpitaciones, irregularidades detectables en el ritmo cardíaco, en su mayoría episodios de latidos irregulares. Sin embargo, algunos de estos episodios pueden ser advertencias de problemas cardíacos y requieren atención médica inmediata. El médico puede ayudarlo a notar la diferencia. 

Palpitaciones

Un corazón sano late de 60 a 90 veces por minuto en reposo, 100 veces más o menos con dolor, estrés, cólera o esfuerzo físico.

Un impulso eléctrico producido en el nodo sino-auricular, ubicado en la aurícula derecha, desencadena cada latido. Si algo sale mal en el sistema de formación y conducción de los estímulos eléctricos, responsable de la contracción cardíaca regular, aparecen palpitaciones en la literatura médica llamadas arritmias .

Las arritmias más comunes son el exceso de frecuencia cardíaca. La taquicardia, o aumento de la frecuencia cardíaca, casi siempre es benigna. Pero no todas las irregularidades son inofensivas. La fibrilación auricular, que se produce en las aurículas del corazón, puede dar lugar a frecuencias del orden de 200 contracciones por minuto, provocando mareos, desmayos e incluso un infarto. Es más común en personas mayores de 60 años y a menudo se asocia con presión arterial alta, insuficiencia cardíaca o hipertiroidismo. Esta situación se puede tratar con medicamentos que reducen la frecuencia cardíaca. Si el corazón late muy lentamente (bradicardia), en determinadas circunstancias, puede ser necesario un marcapasos. 

Tratamiento de arritmias cardíacas.

Los cambios simples en el estilo de vida pueden minimizar las palpitaciones. Las arritmias cardíacas pueden desencadenarse por el alcohol, el tabaco, el estrés, comer en exceso e incluso el ejercicio. Los medicamentos como los que se usan para los resfriados, las píldoras para adelgazar de venta libre y los medicamentos hipotensores a veces causan palpitaciones. Cambiar la medicación o regular las dosis puede reducir o eliminar el problema. Los alimentos como los quesos curados y blandos, el vino tinto, el yogur, las carnes ahumadas y preparadas y el pescado pueden estimular las palpitaciones incluso durante el sueño. La cafeína puede desencadenarla durante las horas de vigilia. 

En las arritmias cardíacas graves, se puede implantar un dispositivo en el paciente para reducir los latidos demasiado rápido o acelerarlos demasiado lentamente. La taquicardia supraventricular, que se origina en las aurículas, se puede tratar con medicación o introduciendo un cable eléctrico a través de un catéter hasta el corazón para cauterizar la parte "excitable" del tejido. 

Síntomas

¿Es solo una corazonada? ¿O es mejor llamar a un médico?

La mayoría de las personas con palpitaciones no necesitan tratamiento médico. Sin embargo, debe consultar a su médico en las siguientes situaciones. Si:

1. Las palpitaciones duran varios segundos, minutos u horas, en lugar de solo un latido o unos pocos latidos ocasionalmente. 

2. Sentirse mareado durante las palpitaciones o desmayos. 

3. Su historial médico incluye presión arterial alta o cualquier tipo de enfermedad cardíaca.