Cómo hacer un bistec de cebolla tierno y jugoso

Para los que gustan de un buen bistec, las cebollas fritas en la sartén en la que se hicieron los bistecs son el complemento perfecto. Le dan un sabor ligeramente dulce a la carne. Y la salsa de soja utilizada en la salsa de bistec sazonada le da un toque diferente y muy sabroso.

Los cortes más habituales para los bistecs son los kebabs y la rabadilla, pero si lo prefieres también puedes hacerlos con cortes más “nobles”, como el filet mignon y el bife de lomo.

Ahora aprende a preparar esta delicia, dejando tu filete de cebolla muy jugoso y tierno:

Bife acebollado

Ingredientes:

  • ½ kg de filete (o rabadilla) cortado en 4 filetes no muy finos
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cebolla grande cortada en rodajas
  • 2 dientes de ajo machacados
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Modo de preparo:

1. Sazone los filetes con sal y pimienta al gusto, ajo machacado y salsa de soja. Deje reposar media hora.

2. Calentar una sartén, ponerle el aceite y esparcirlo bien.

3. Con la sartén muy caliente, coloque los filetes uno al lado del otro. Es importante que la superficie de un lado de todos ellos esté en contacto con la sartén. Freír durante 2 o 3 minutos (según el punto de la carne que le guste: poco o al punto) y dar la vuelta, friendo por el otro lado durante otros 2 o 3 minutos.

4. Retire los filetes y colóquelos en una fuente.

5. Vierta la cucharada de aceite y agregue los aros de cebolla. Dejamos freír hasta que empiecen a ser transparentes. Colócalos sobre los bistecs.

¡Listo! Ahora solo sirve estos deliciosos filetes acompañados de arroz muy suelto o puré de papa, unos frijoles bien condimentados y una ensalada de hojas y tomates (y lo que quieras).

¡Tu comida será un éxito!