Retención de líquidos: aprenda a aliviar y prevenir

A veces, los líquidos que se supone que pasan a través de los vasos sanguíneos se almacenan excesivamente dentro y entre las células. Aunque no suele ser un problema grave, la retención de líquidos provoca malestar, como una sensación de hinchazón en el cuerpo y dolor en las piernas.

Aunque los diuréticos se utilizan mucho para tratar las molestias, algunos remedios caseros también pueden ayudar, como por ejemplo, algunos tipos de tés y la inclusión de frutas y verduras en la dieta. Obtenga más información sobre la retención de líquidos a continuación y encuentre un alivio de la molestia.

¿De donde viene el problema?

La retención de líquidos puede ser causada por el abuso de sal en la dieta, lo que hace que los líquidos migren del flujo sanguíneo y se almacenen en los espacios intercelulares del cuerpo, causando hinchazón. La hinchazón premenstrual tiene otras causas: las variaciones hormonales alteran las funciones de los vasos sanguíneos y los ganglios linfáticos. El trastorno también puede estar asociado con problemas de riñón, corazón o hígado.

Cuando ver a un doctor

Consulte a un médico si la retención de líquidos causa hinchazón en su abdomen o extremidades, y el problema persiste por más de 1 semana; si la hinchazón es demasiado fuerte, hasta el punto de dejar una marca en la piel en un punto que presiona con el dedo; o si la retención se acompaña de otros síntomas, como fatiga excesiva y palpitaciones.

Después de descartar problemas cardíacos o alguna otra enfermedad grave subyacente, siga los consejos a continuación para disminuir la retención de líquidos:

yacobchuk / iStock

Lucha contra el agua con agua

Esto puede sonar extraño, pero tal vez necesite beber más agua para solucionar el problema de la retención de líquidos. Si está deshidratado, su cuerpo puede estar almacenando agua para dar cuenta de lo que identifica como una pérdida de líquidos. Además, al beber más agua orinarás más, eliminando más sal de tu cuerpo. Ponga una botella grande de agua en el refrigerador todas las mañanas y trate de beberla durante todo el día.

samael334 / iStock

Ajustar los niveles de sal

Mantenga su ingesta de sodio por debajo de 2.400 mg al día. La mayor parte de la sal que consumimos a diario no proviene del salero, sino de alimentos procesados ​​industrialmente, como sopas, salsas y bocadillos rápidos. Reemplace estos alimentos con frutas, verduras y granos. Si tienes que consumir productos industrializados, dale preferencia a los que sean bajos en sodio.

bhofack2 / iStock

Ajustar los niveles de potasio

Trate de tomar alrededor de 5,000 mg de potasio al día si retiene líquidos. El potasio no actúa como diurético, pero, si está bien equilibrado con el sodio, garantiza una buena dosificación de líquidos en el organismo. Consume frutas y verduras ricas en este elemento, como plátanos, aguacates y cítricos. Un plátano promedio contiene más de 500 mg de potasio y un aguacate más de 1,000 mg.

dima_sidelnikov / iStock

Practica ejercicios físicos

Haga ejercicio con regularidad para reducir la hinchazón de las piernas, un problema muy común en los casos de retención de líquidos. El problema suele empeorar al final del día. Haga al menos 20 a 30 minutos de ejercicio, como caminar, correr, montar en bicicleta, al menos 4 veces a la semana.

sigue leyendo