La nueva ley es una verdadera victoria para las personas con autismo

Hoy, Brasil simplemente no tiene datos oficiales sobre el número de personas autistas en el país y su ubicación. La información utilizada para la adopción de políticas públicas se basa únicamente en estimaciones. Por tanto, la nueva Ley 13.861 / 2019, sancionada el 18 de julio, y ya vigente, es un avance. Es una victoria para las personas con autismo y sus familias.

Entender el motivo de la victoria

La victoria está relacionada con una cuestión técnica relacionada con el cuestionario del Censo. Hasta entonces, las preguntas del censo no incluían el autismo entre las posibilidades de identificar a las personas con discapacidades. Por lo tanto, las personas con autismo no se incluyeron en las características de las preguntas y, por lo tanto, no se enumeraron. Sin embargo, la Ley 12.764 de 2012 reconoció que la persona autista es discapacitada. Ahora, la Ley 13.861 / 2019 determina la inclusión de preguntas sobre " especificidades inherentes al trastorno del espectro autista ", como persona discapacitada.

Es por eso que la edición de esta nueva ley respondió a los deseos de organizaciones y movimientos como: el Movimiento del Orgullo Autista Brasil - MOAB, Capricha na Inclusão y la Asociación Brasileña de Acción por los Derechos de las Personas con Autismo - Abraça.

Política nacional puesta en práctica

La Ley 12.764 / 2012 no solo reconoció que la persona autista debe ser considerada una persona con discapacidad. Esta ley creó la Política Nacional para la Protección de los Derechos de las Personas con Trastorno del Espectro Autista.

Entre los lineamientos de esta política se encuentran temas prioritarios como:

  • Atención integral a las necesidades de salud, con miras al diagnóstico precoz, la atención multiprofesional y el acceso a medicamentos y nutrientes;
  • Fomentar la inserción en el mercado laboral, lógicamente considerando las peculiaridades de la discapacidad;
  • Fomentar la formación y cualificación de profesionales especializados en la atención a estas personas;
  • Incentivo a la investigación científica, con prioridad a los estudios epidemiológicos que tengan como objetivo medir la magnitud y características del autismo en el país.

Además, esta ley dispone, en su artículo 7, que: “El director escolar, o autoridad competente, que rechace la matrícula de un alumno con trastorno del espectro autista, o cualquier otro tipo de discapacidad, será sancionado con multa de 3 (tres ) a 20 (veinte) salarios mínimos ”. Y la ley no restringe esta pena al sistema de escuelas públicas.

La Ley establece expresamente en su artículo 3 que la persona autista tiene derecho a la educación y la formación profesional. Y sin embargo: “En casos de necesidad comprobada, la persona con trastorno del espectro autista incluida en las clases regulares de educación regular tendrá derecho a un acompañante especializado ”.

Con la promulgación de esta nueva ley, la Política Nacional creada en 2012 puede finalmente ser más efectiva. Con base en el resultado del Censo, los gobiernos pueden diseñar e implementar políticas públicas que satisfagan las necesidades de estos ciudadanos.

El censo es el primer paso

El resultado del Censo puede servir de base para la adopción de medidas encaminadas a cumplir con esta política nacional. La encuesta puede identificar regiones que necesitan inversiones para atender a un mayor número de personas. Por ejemplo, la adecuación de las escuelas en áreas con una mayor concentración de niños autistas. O priorizar la inversión en la formación de profesores y profesionales de la salud por región con una alta tasa de autismo. O incluso comprender las razones de una posible concentración de personas en una región determinada.

Los datos del Censo finalmente podrán medir la urgencia de las inversiones en investigación científica previstas en esta política de protección. Incluido en el diagnóstico y cuidado de estas personas. La regla ya debería adoptarse en el próximo censo, programado para 2020.

Según el sitio web de la Cámara de Diputados: “El trastorno del espectro autista (TEA) es el resultado de un trastorno en el desarrollo del cerebro y abarca el autismo y el síndrome de Asperger, además de otros trastornos, que provocan cambios en la capacidad de comunicarse, interacción social y comportamiento ". La Cámara estima que hay 2 millones de autistas en Brasil.

Samasse Leal

Apasionado del Derecho, Samasse Leal es especialista en Derecho del Consumidor, posgrado por la PUC-Rio. Coautora y revisora ​​técnica de la obra Use las leyes a su favor, participó en varias ediciones del programa Sem Censura (TVE) y programas de radio, hablando de derechos para el público en general. En los casi 20 años de su carrera, ha trabajado en grandes despachos legales, empresas, una asociación de defensa del consumidor y actualmente trabaja en el área de relaciones con inversores de una multinacional española.