4 técnicas de meditación que pueden transformar tu vida

Sabemos que no es fácil frenar el día a día y encontrar un equilibrio entre cuerpo y mente. Pero, para eso existen variadas técnicas de meditación que pueden adaptarse a tu rutina y traerte increíbles beneficios. Entre los diversos tipos, relacionados o no con una creencia específica, enumeraremos algunos que le ayudarán a reducir el estrés y la ansiedad. Y también para obtener más concentración para afrontar con calma los problemas cotidianos. Marque y elija el que más se ajuste a su estilo de vida.

Atención plena

Conocido como "mindfulness" o "mindfulness", el Mindfulness es una de las técnicas de meditación destinadas a controlar las acciones del presente. Después de todo, hoy vivimos en una sociedad que nos proporciona nueva información sobre todo, en todo momento. Sin embargo, no somos capaces de absorber todo este contenido y nos angustiamos por no saber cómo afrontarlo. El mundo cambia muy rápido, pero debemos estar tranquilos para afrontar todos los cambios.

Las técnicas de atención plena te ayudan a lidiar con el ahora, prestando un 100% de atención a todo lo que estás haciendo. ¡Especialmente el regalo es lo que importa! A través de la relajación y la concentración, dejas de darle tanta importancia a lo que está por venir y está fuera de tu control (futuro). Y también a las cosas que no puedes cambiar (pasado). Por tanto, la atención se centra siempre en el presente. En unos minutos, dedicados a diario, es posible notar una disminución de la ansiedad y un aumento del equilibrio emocional. Vea otras formas efectivas de acabar con la ansiedad.

Meditación trascendental

La meditación trascendental se caracteriza por el "estado de alerta en reposo". Entre todas las técnicas de meditación, es la más sencilla y la que no requiere mucha concentración ni control mental. Sin embargo, debe realizar un curso rápido para aprender las técnicas y obtener su propio mantra. Pero no te preocupes, ¡las técnicas son fáciles de aprender!

Si practica la Meditación Trascendental 20 minutos al día, podrá reducir su presión arterial alta. Además de aumentar la inteligencia, mejorar la creatividad, reducir el estrés y la ansiedad, mejorar la salud y lograr la longevidad. En esta técnica, la atención se vuelve hacia nuestro ser, en silencio. Vale la pena decir que no está vinculado a ninguna religión o estilo de vida.

Zazen

El zazen tiene un origen budista y para practicarlo es necesario seguir algunas reglas. Su característica es el no pensar, es decir, la mente no debe concentrarse en nada. A diferencia de otras técnicas de meditación, realizar Zazen requiere una ubicación adecuada.


"Zazen es la principal puerta de entrada al Nirvana, el estado de paz y tranquilidad". (Monja coen)


Sobre todo, se recomienda que estés en un lugar que no sea ni demasiado claro ni demasiado oscuro, ni demasiado frío ni demasiado caluroso. Las especificaciones son muchas y se pueden consultar aquí. Lo importante es mantener tu mente libre de pensamientos, dejarlos ir lo más profundo posible dentro de ti. Cuanto más conectado contigo mismo, mejor será el resultado. El zazen debe practicarse entre 5 y 45 minutos, nunca más de 1 hora de meditación.

Meditación cristiana

La meditación cristiana se basa en la Biblia. Porque, a través de la reflexión sobre las enseñanzas de los libros y los evangelios, el practicante busca su equilibrio espiritual. En esta práctica no hay un tiempo establecido ni técnicas específicas. Solo se recomienda que elija un lugar tranquilo para que su mente pueda trabajar con calma. Es decir, bajo la acción del espíritu santo, la meditación cristiana puede proporcionar claridad de pensamiento y seguridad en sus propósitos.

Vale la pena comenzar la meditación con una oración. Es decir, que el espíritu se calme y se prepare para comprender lo que dice la lectura. Reflexionar sobre la Palabra de Dios puede producir una gran transformación en la vida espiritual y humana.

Ahora que conoces algunas técnicas de meditación, no temas comenzar una nueva vida. Tener una rutina menos estresante y ser más consciente de sus acciones le hará mucho bien. Y si quieres más consejos sobre cómo meditar, haz clic aquí.

Por Thaís Garcez