11 problemas de salud que provocan hambre constante

El hambre constante puede ser el resultado de una ingesta calórica insuficiente o una indicación de que la salud está en problemas. Para quienes desean perder peso, la falta de saciedad suele ser una de las mayores quejas.

Sin embargo, todos aquellos que no lo pasan mal deben preguntarse cuándo la cantidad de comida que consumen no parece ser suficiente.

Lea también : 8 tipos de trastornos alimentarios que pueden dañar su salud

La razón de estos problemas puede ser problemas de salud como hormonas no reguladas o condiciones mentales extenuantes.

Hemos preparado una lista de algunos de los problemas de salud más comunes que pueden ser la causa de su hambre constante:

créditos: fizkes / iStock

Ansiedad o depresión

En algunos casos, el aumento del apetito se considera un síntoma de depresión o ansiedad.

Además de los síntomas psíquicos que experimentan los pacientes, también hay un reflejo de la salud mental en lo físico.

Con la disminución de la serotonina en el torrente sanguíneo, la persona puede buscar placer al comer.

Sin embargo, la búsqueda no es solo sensorial, sino también afectiva: cuanto más cargada de recuerdos de felicidad y comodidad, mejor.

Además de comer alimentos como pan y pasta para aumentar los niveles de serotonina, comer también puede ser una forma de "llenar el tiempo" y dar un propósito a un momento difícil.

Sin embargo, una dieta equilibrada es fundamental para combatir la depresión.

La falta de vitamina B12 puede estar relacionada con la depresión, que se puede encontrar en las siguientes fuentes: carne, huevos y leche. También se puede tomar como suplemento.

créditos: Shidlovski / iStock

Hipertiroidismo

La glándula tiroides, ubicada en el cuello, es responsable del funcionamiento del metabolismo del cuerpo, con la liberación de hormonas como la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4). Sin embargo, si hay un exceso de producción de estas hormonas, el metabolismo del cuerpo se acelerará y aparecerán diferentes síntomas.

El hambre excesiva, generada por la necesidad del cuerpo de obtener energía para seguir funcionando, es uno de ellos.

Esté atento a los signos, especialmente si incluso con más apetito, también hay pérdida de peso. Si esto ocurre cuando estás viviendo una rutina sedentaria, sin practicar actividades físicas, es otro indicio.

créditos: fizkes / iStock

Estrés

Las personas estresadas tienden a descartar sus frustraciones en la comida.

Esto se debe a la producción de la hormona cortisol, que se libera en un intento por controlar el estrés y la presión arterial, además de mantener los niveles de azúcar en sangre.

Sin embargo, funciona bien cuando se lanza a tiempo.

Las personas constantemente estresadas tienen un alto nivel de cortisol en la sangre durante largos períodos de tiempo. Pronto, se estimula su apetito y terminan comiendo más. La combinación de esta característica hormonal con el factor de la propia ansiedad que está sintiendo la persona puede llevar a descontroles alimentarios bastante graves.

Hipoglucemia

A veces, el hambre excesiva es una forma en que el cuerpo advierte que no hay suficiente glucosa en el cerebro para que funcione bien.

Otros síntomas son debilidad e incapacidad para pensar con claridad.

Existen varias causas posibles para esta condición, desde problemas en el páncreas o diabetes, hasta muchas horas de ayuno.

sigue leyendo