¿El té de hibisco realmente te ayuda a perder peso? ¡Conozca los beneficios!

Jugos, tés, sopas. Hay muchas recetas milagrosas para bajar de peso disponibles en Internet. El té de hibisco, sin embargo, no es una receta milagrosa. Descubre los beneficios y aprende a preparar esta receta que puede ayudarte a adelgazar.

Este té se hizo conocido principalmente por su efecto adelgazante. Pero hay varios otros beneficios de este té. Uno es la acción antioxidante y antiinflamatoria.

Lea también: Jugo de ñame: aprenda a preparar esta receta rica en nutrientes

Beneficios del té de hibisco

Ayuda a perder peso: el té de hibisco inhibe la absorción de carbohidratos y descompone las células grasas. Lo que evita que el organismo acumule grasa. Para que el té realmente surta efecto es necesario que se tome después de las comidas y se vincule a una dieta saludable y ejercicio físico.

Mejora la salud del hígado: el té de hibisco puede aumentar las enzimas desintoxicantes y ayuda a disminuir el daño hepático. Un estudio mostró que el consumo de té de hibisco mejoró la esteatosis hepática, una enfermedad causada por la acumulación de grasa en el hígado, que puede provocar insuficiencia renal.

Lea también: Reeducación alimentaria y la importancia de los buenos hábitos alimentarios

Disminuye la presión arterial: el té de hibisco tiene antocianinas que son responsables del efecto antihipertensivo, que ayudan a bajar la presión arterial. La hipertensión puede provocar problemas cardíacos e incluso un derrame cerebral.

Controla el colesterol: Un estudio encontró que el consumo de té de hibisco por personas con diabetes era capaz de aumentar el colesterol considerado bueno, HDL. El estudio también mostró una disminución del colesterol malo y los triglicéridos.

Previene la retención de líquidos: el té tiene un efecto diurético, que ayuda a liberar el líquido retenido en el cuerpo. Además, contribuye a la eliminación de toxinas presentes en el organismo.

Contra indicaciones

El té de hibisco está lleno de beneficios, sin embargo, existen algunas contraindicaciones. Como todo en la vida, el exceso puede ser malo. Son frecuentes los problemas como dolor de estómago, estreñimiento y gases. Además, también pueden surgir náuseas, dolor al orinar, dolor de cabeza, zumbidos en los oídos, mareos y fatiga.

Para aquellas que están tratando de quedar embarazadas, usan anticonceptivos o están embarazadas, el té de hibisco también es una contraindicación. El té tiene el efecto de disminuir los niveles de estrógeno en el cuerpo, lo que puede influir directamente en la anticoncepción o en el embarazo, ya que provoca una desregulación hormonal. Además, puede influir en las que quieren quedar embarazadas, ya que previene temporalmente la ovulación.

El efecto diurético del té puede resultar molesto. Por tanto, no se recomienda tomarlo durante la noche, ya que ir al baño durante la noche perjudica la calidad del sueño.

Lea también: 10 deliciosas recetas de jugos detox

Té potenciador para bajar de peso

Si pretendes tomar té para adelgazar es necesario que conozcas la forma correcta de hacerlo. Tomar té después de las comidas es ideal para que surta efecto. Como funciona para descomponer las células grasas y no absorber los carbohidratos, se vuelve más efectivo si se toma después de comer.

Para potenciar el efecto, es posible combinar algunas hierbas en la preparación del té. La cola de caballo es una planta con efecto diurético (y varios otros beneficios) que puede ayudar a perder peso. La alfalfa tiene un efecto desintoxicante, lo que ayuda en el proceso de adelgazamiento.

Cómo preparar té de hibisco

La forma de preparar el té de hibisco es muy sencilla. Solo se necesita una cucharada de la hierba para 1 litro de agua hirviendo. Déjelo reposar durante unos 10 minutos y luego cuele. Se recomienda beber el té inmediatamente después de la preparación, cuando las propiedades están más latentes. Sin embargo, es posible almacenar en el refrigerador hasta por 6 horas.