Descubra los numerosos beneficios para la salud del yogur

El yogur proporciona varios beneficios para la salud, ya que es rico en nutrientes y contiene bacterias que ayudan a la digestión y aumentan la inmunidad del cuerpo. Hay varias versiones disponibles, desde muy calóricas y cremosas hasta ligeras, con bajo contenido en grasas. Por lo tanto, es fácil incluir un lácteo tan útil y sabroso en su dieta. Obtenga más información a continuación.

Los beneficios del yogur

El yogur es un producto lácteo de consistencia espesa, cremosa y de suave sabor ácido, obtenido mediante la fermentación de leche caliente pasteurizada con cultivos de ácido láctico (lactobacilos). Fácil de digerir, muchas personas lo toleran mejor que la leche. En general, es una buena fuente de proteínas, vitaminas del grupo B y calcio, pero su perfil nutricional varía según el tipo de leche utilizada en la preparación, los métodos de producción utilizados, los ingredientes añadidos a su fórmula y la cantidad de grasa. .

Además, muchos yogures a la venta son "vivos", aunque esto no siempre está en la etiqueta. Los yogures contienen bacterias vivas que son buenas para el sistema digestivo, como Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus . Los yogures con probióticos tienen un cultivo de bacterias ligeramente diferente, diseñado para restaurar el equilibrio natural de la flora intestinal.

Las investigaciones muestran que si el intestino contiene suficientes bacterias que son buenas para el cuerpo, pueden mejorar problemas como la candidiasis, la diarrea y la flatulencia. Estas bacterias también ayudan a prevenir las alergias a la leche de vaca y el eccema en los niños y estimulan el sistema inmunológico. En algunos casos, se recomienda consumir mucho yogur si la persona ha tomado antibióticos, ya que el medicamento puede reducir la cantidad de bacterias beneficiosas para el intestino.

Pero ten cuidado ...

Tenga cuidado con el almacenamiento: los yogures deben refrigerarse y cubrirse en todo momento. Se pueden mantener cerrados hasta la fecha de caducidad, pero si se abren se recomienda consumirlos en 1 o 2 días. No se recomienda congelarlos.

Si se agrega yogur a un plato hecho a fuego alto, primero deberá estabilizarlo con un poco de maicena, para evitar que se separe.

Tipos de yogur

La mayoría de los tipos de yogur se venden en versiones naturales o con diferentes sabores. Sin embargo, varios de estos contienen edulcorantes o azúcares artificiales, aromatizantes, colorantes, jaleas y otras sustancias para espesarlos. Los mejores yogures contienen solo yogur e ingredientes naturales, como frutas.

Obtenga más información sobre los tipos de yogur más comunes en el mercado y cómo se pueden usar en la cocina:

Yogur bajo en grasa

Elaborado con leche desnatada, existe en versiones consistentes o delgadas y es un gran ingrediente para platos fríos y calientes. Los probióticos suelen ser más suaves y cremosos que las variedades sin estos microorganismos.

Yogur de leche entera

Cremoso y más grasoso, es una alternativa baja en grasas a la crema agria en varios platos, dando un delicioso sabor fuerte.

yogur griego

Tradicionalmente se elabora con leche entera de oveja, pero también existen versiones a base de leche de vaca. Cuela el yogur para eliminar parte del líquido, dejándolo muy espeso y grasoso, con un delicioso sabor a nata y un contenido graso superior al de otros yogures. Este tipo de yogur es una excelente alternativa a la crema batida que se usa como aderezo para postres.

Yogur de leche de cabra

Cada vez más común en los supermercados, tiene un sabor suave. Es una opción viable para quienes no pueden consumir productos a base de leche de vaca. Existen versiones con bajo contenido en grasas, enteras y con probióticos.

Yogur de leche de oveja

Tiene un sabor más pronunciado y se encuentra cada vez más fácilmente en los supermercados.