7 preciosos consejos para tener una mente sana y feliz

Resulta que la buena salud puede hacernos felices o no, pero la felicidad sin duda contribuye enormemente a una vida y una mente saludables. La investigación ya ha demostrado, y la conexión "mente-cuerpo" es irrefutable: los pensamientos y las emociones afectan significativamente el bienestar físico.

En un día cualquiera, tendemos a tener muchas emociones y estados de ánimo. Conceptos como alegría, propósito y autoestima son demasiado complicados para reducirlos a un simple “¿Eres feliz?”. Sin embargo, los investigadores han identificado actitudes específicas, opciones de estilo de vida y características personales que mejor contribuyen a la felicidad y una vida larga y saludable.

1. La importancia de la autoestima

Muchos factores (la genética, los alimentos consumidos, el medio ambiente, la actividad física, la enfermedad, el sueño e incluso las estaciones) influyen en el estado emocional. Pero, en el corazón de todo, es cómo nos vemos a nosotros mismos. Si tiene un nivel saludable de autoestima, no solo podrá enfrentar mejor los cambios de la vida, sino que probablemente será más feliz, seguro y exitoso. Quizás también sea más saludable. Los estudios demuestran que una mayor autoestima puede ayudar a proteger a las personas de la depresión y la ansiedad; condiciones que pueden imponer un mayor riesgo de todo, desde resfriados y virus hasta osteoporosis y enfermedades cardíacas.

2. Ama la vida

Además de alimentar la mente y nutrir el estado de ánimo, no hay forma más segura de contener el reloj biológico que manteniendo la vitalidad. Decir sí a la vida, manteniendo el corazón, la mente y el alma ocupados, es la mejor receta para tener un espíritu rejuvenecido. Entonces, si eliges ser feliz, también eres propenso a la salud. Incluso las personas felices se enferman menos y se recuperan más rápido. El optimismo, de hecho, se ha relacionado con defensas inmunitarias más fuertes.

3. Adáptese al cambio

La vida es un proceso de cambio. Por lo tanto, debemos confiar en nuestros recursos de resiliencia en diversas etapas de la vida. Esta capacidad para hacer frente a la adversidad, de hecho, es una de las fuerzas que pueden ayudar a las personas a adaptarse a una vida positiva. Utilice todas las reservas y nuestros consejos para seguir enamorado de la vida.

4. Intenta siempre aprender

Mantenerse mentalmente activo y abierto a nuevas habilidades e información puede brindarle más alegría, diversión y propósito en la vida; que ayuda a evitar la ansiedad y la depresión. Por eso:

Amplíe sus horizontes : haga una lista de los viajes que siempre ha querido hacer y planifique uno. Busque formas de mantener su mente sana.

Adapte la mente : estudiar algo nuevo, como aprender a tocar un instrumento musical o hablar un idioma extranjero, ejercita la capacidad de pensar de manera creativa, además de mantener la mente flexible.

5. Piensa en positivo

Cuando se trata de ser feliz, una actitud positiva ayuda. El optimismo no es simplemente un pensamiento positivo - lo que algunos psicólogos llaman “optimismo pasivo” -, significa tener una actitud proactiva y dar pasos hacia la mejora consciente de las condiciones de vida.

En lugar de ver problemas, intente ver desafíos. Por ejemplo, si le diagnostican una enfermedad, en lugar de desesperarse o depender completamente de los consejos médicos, haga preguntas, lea mucho sobre la enfermedad y tal vez únase a un grupo de apoyo donde pueda sentirse mejor y hacerlo mejor. otros también se sienten bien.

6. Mantente conectado

Es un hecho: las personas que se mantienen conectadas socialmente viven más y se mantienen más saludables que las que no lo hacen. También es importante mantenerse actualizado con la tecnología para no quedar aislado. El uso de Internet es una excelente manera de encontrar información y las redes sociales son útiles para mantenerse en contacto con amigos.

La tecnología puede cambiar rápidamente, desde los últimos teléfonos inteligentes hasta las aplicaciones o dispositivos informáticos más nuevos; si no tiene a nadie que le ayude, busque un curso rápido o un pariente más joven dispuesto a enseñar.

7. Lucha contra la tristeza

Precaución: la depresión no es un mal humor prolongado, es una enfermedad grave. Si tiene síntomas de depresión, acuda al médico de inmediato. Consulte estos consejos para lidiar con la ansiedad, el estrés y la tristeza, y mantener su mente sana.

  1. No pierda el tiempo con el envejecimiento: ocúpese con los demás en lugar de con usted mismo.
  2. Concéntrese en el ahora: aprenda a meditar o tómese unos segundos al día para concentrarse en el presente.
  3. Siga moviéndose: dé una caminata corta o practique tai chi chuan o yoga u otra actividad con movimientos suaves.
  4. Vuelva a dormir: dormir muy poco o demasiado puede tener un impacto negativo en la calidad de vida. Busque formas naturales de mejorar la calidad del sueño.