Descubre 15 técnicas de relajación para días difíciles

Hoy se sabe que el estrés excesivo tiene un efecto negativo tanto en la salud física como mental. Sin embargo, es mucho más difícil "desconectarse" de los problemas después de un día agotador. Es por eso que técnicas como la meditación y el automasaje pueden promover la relajación, calmar la mente y aumentar el bienestar físico.

¿Eres víctima de un estrés excesivo?

A veces es difícil darse cuenta de cuánto estrés está afectando nuestra salud. Si tiene uno de estos síntomas, su cuerpo puede estar diciendo que es hora de actuar:

  • Resfriados frecuentes y dolores de garganta.
  • Insomnio o sueño inquieto
  • Dolores de cabeza o columna
  • Sensación de fatiga constante
  • Palpitaciones del corazón
  • Problemas de la piel
  • Cambios de humor, arrebatos emocionales repentinos, hostilidad.
  • Trastornos del estómago y digestivos
  • Mayor consumo de alcohol o tranquilizantes.

Si alguno de estos síntomas interfiere con su vida diaria, consulte a un profesional de la salud.

Descubra las técnicas de relajación a continuación y elimine el estrés:

Poike / iStock

1. Meditación

La meditación tiene un efecto calmante en el cuerpo y la mente: reduce la frecuencia cardíaca, la presión arterial y aumenta el flujo sanguíneo al cerebro.

  1. Siéntese con las piernas cruzadas en un lugar donde nadie le moleste. Cierre los ojos y respire profunda y lentamente.
  2. Calma tu mente y aparta todos los pensamientos. Para hacer esto, concentre su atención en un objeto, como la llama de una vela o una flor en el frasco, en su respiración o en un sonido como "Om", que puede pronunciar en voz baja.
  3. Permanezca en relajación durante 2 o 3 minutos (aumente el tiempo a 20 minutos a medida que se sienta más cómodo con la práctica). Concéntrese en el objeto elegido.
  4. Cuando la mente divague, simplemente devuelva su atención al objeto. Esto se vuelve más fácil con la práctica, ¡así que no se desanime!

Deagreez / iStock

2. Relajación muscular

Debido al estilo de vida agitado, muchos de nosotros terminamos olvidando la sensación de verdadera relajación muscular. Pruébelo con este sencillo ejercicio:

  1. Acuéstese boca arriba en el suelo o en la cama, con una almohada debajo de las rodillas para apoyar la zona lumbar y una almohada muy fina debajo de la cabeza. Relájese en esta posición durante unos minutos.
  2. En los próximos 10 minutos, contraiga y libere cada grupo muscular principal tres veces. Empiece por los pies y suba hasta la cabeza en el siguiente orden: pantorrillas, muslos, nalgas, abdomen, pecho, espalda, manos, brazos, hombros, cuello y cara.
  3. Contraiga cada músculo durante 3 segundos, luego relaje lentamente la tensión. Con cada relajación sucesiva, puede relajar un poco más sus músculos.
  4. Descanse durante 5 minutos, disfrutando de la sensación de relajación profunda. Al levantarse, hágalo gradualmente para evitar mareos; luego muévete, al principio, muy lentamente.

SIphotography / iStock

3. Acupresión realizada por usted

Esta técnica se llama "acupuntura sin aguja", ya que utiliza el dedo para estimular "puntos de acupuntura" en todo el cuerpo. Además, se puede utilizar para aliviar discretamente la tensión en la mesa de trabajo o en el autobús de camino a casa.

  1. Con los dedos, masajea con movimientos circulares desde el centro del rostro hacia afuera.
  2. Siempre que encuentre un hueco en la estructura ósea, apriete los dedos en la punta y trabaje durante varios segundos, aplicando una ligera presión.

millann / iStock

4. Masaje del cuero cabelludo

Pruebe esta técnica si un dolor de cabeza amenaza con aparecer o si está tenso. Parece un poco tosco, pero es efectivo.

  1. Sostenga un puñado de cabello cerca del cuero cabelludo y apriete y suelte el puño varias veces.
  2. Sin soltar el cabello, mueva el puño hacia adelante y hacia atrás, sintiendo cómo su cuero cabelludo se mueve sobre su cráneo.
  3. Repite por toda la cabeza

sigue leyendo