Medidas prácticas para controlar la diarrea

No hay nada sutil en la diarrea. Puede presentar un episodio de repente, de la nada. Quizás la diarrea mejore rápidamente o puede durar varios días, y ciertamente afectará su vida; es probable que no vaya a ningún lado hasta que desaparezca. Las causas más comunes son intoxicaciones alimentarias, cambios en los hábitos alimentarios o viajes a países donde el agua y los alimentos exóticos son ajenos al organismo. Otras causas son las infecciones virales, bacterianas o parasitarias, así como el estrés. Afortunadamente, la mayoría de los casos son leves y desaparecen rápidamente. Además, varios elementos útiles en su despensa pueden contribuir a una recuperación más rápida. ¡Revisa!

Primero, lo básico

Estos son los primeros pasos para lidiar con la diarrea:

  • Resista la tentación de ir a la farmacia y comprar un medicamento antidiarreico de venta libre. La diarrea es el mecanismo de defensa del organismo frente a sustancias nocivas, así que déjese purgar antes de finalizar el proceso.
  • Mientras sea rehén de la diarrea, coma lo menos posible y beba muchos líquidos. Las mejores bebidas son las isotónicas, que contienen electrolitos que reponen los líquidos, evitando la deshidratación.

Soluciones caseras

Beba líquidos sin fibra. El jugo de zanahoria con agua y té o mate ayuda a reponer las sales y minerales perdidos por la diarrea. Pero evite los cítricos, la piña, el tomate y otros jugos no transparentes, porque el ácido que contienen puede irritar los intestinos ya inflamados. Comience con pequeños sorbos y continúe hasta beber un vaso cada media hora.

Bebe té de cáscara de naranja. Un remedio tradicional para combatir la diarrea y una ayuda para la digestión en general, la piel de naranja estimula la digestión. Necesita naranjas orgánicas para esta preparación; las convencionales pueden contener colorantes y pesticidas. Pelar una naranja y picar la piel en trozos muy pequeños. Luego colóquelo en una olla y cúbralo con un litro de agua hirviendo. Cierre la sartén y déjela en remojo hasta que se enfríe. Finalmente colar, endulzar con miel y beber.

Rehidratación en la despensa

Beba esta mezcla de suero casero durante todo el día para asegurarse de que está reponiendo los líquidos eliminados por la diarrea. Ingredientes:

½ cucharadita de sal

½ cucharadita de bicarbonato de sodio

4 cucharadas de azucar

1 litro de agua

Mezclar todos los ingredientes en un frasco hasta que se disuelva y beber cuando sea necesario. Intente tomar hasta tres litros al día.

Cálmate con manzanilla. Este té, reconocido por sus suaves poderes de relajación, también alivia los episodios de diarrea. Ataca el problema en dos frentes, utilizando compuestos que alivian los espasmos intestinales y combaten la inflamación. Para prepararlo, use dos bolsitas de té de manzanilla por taza de agua hervida. Déjelo en remojo tapado durante 15 minutos. Beba una taza tres veces al día siempre que el problema no se detenga. Conozca otros consejos caseros para los trastornos gastrointestinales.

Bebe agua con vinagre. Si una infección bacteriana es la causa de la diarrea, el vinagre de sidra de manzana puede ayudar a contener el problema, gracias a sus propiedades antibióticas. Además, algunos expertos en remedios caseros afirman que el vinagre de sidra de manzana contiene pectina, que ayuda a reducir los espasmos intestinales.

Un poco más de cuidado

Experimente los efectos de los tés.  Para calmar los espasmos intestinales y las molestias que acompañan a la diarrea, intente beber té de alcaravea. Prepáralo añadiendo una cucharadita de semillas de alcaravea a una taza de agua hirviendo, tapa y déjalo en remojo durante 15 minutos. Colar a través de un colador o un paño fino antes de servir. Los taninos del té negro, por otro lado, tienen una acción astringente en el revestimiento de los intestinos, lo que ayuda al cuerpo a absorber líquidos y alivia la inflamación intestinal. Sin embargo, use té negro descafeinado, ya que la cafeína se deshidrata. Las hojas de té de mora y frambuesa en particular son elogiadas por los herbolarios por su capacidad para aliviar la diarrea. Sin embargo, elija tés hechos con hojas reales. Los tés rojos, como el rooibos, pueden calmar los espasmos en el colon. Descubra otros increíbles beneficios de los tés.

Enciérrate con arroz. El arroz blanco común es conocido por sus efectos de "retención" en los intestinos. Coma pequeñas porciones de arroz blanco sin grasa hasta que la diarrea esté bajo control. Aprovecha y anota algunos consejos para preparar un arroz suelto y sin grasas.

Miel para la salvación. Muchas culturas usan la miel como cura para la diarrea. Así que mezcla cuatro cucharadas de miel en una taza de agua caliente, déjala enfriar y bébela. Es muy dulce, pero eficaz.

¿Cuándo ver al médico?

Llame al médico si la diarrea dura más de 24 horas. Si experimenta alguno de estos síntomas, busque servicios de emergencia:

  • Dolor, fiebre o sangre o moco en las heces.
  • Diarrea persistente o incapacidad para diagnosticar su causa.
  • Sensación de deshidratación (los síntomas incluyen sed permanente, orina oscura, boca seca, fatiga, debilidad o escalofríos)