7 valiosos consejos para abrir su propia tienda de segunda mano en línea

La tienda de segunda mano en línea ha tenido éxito y es una excelente manera de obtener algo de dinero extra. ¿Alguna vez te has parado a pensar cuántas cosas viejas se pueden reutilizar? Incluso si no puede encontrar un uso para esos pantalones o pantalones cortos, seguramente alguien más lo hará. El mercado de las compras en línea ha crecido significativamente con la llegada de la pandemia del coronavirus y cada vez es más posible abrir su propio negocio sin tener que hacer mucho trabajo. Tú eliges la forma en que quieres operar: actualmente existen muchas formas diferentes de vender productos que se utilizan a través de Internet, lo que facilita las cosas. Sin embargo, para ello, es necesario prestar atención a algunos detalles. Consulte algunos consejos para tener éxito en el negocio de usados:

1. Piense en su estrategia

El e-commerce (e-commerce) suele ser la mejor solución para quienes quieren iniciarse, porque elimina el coste de una tienda física. Sin embargo, quien comercializa los productos necesita ser visto y, por lo tanto, necesita una estrategia de marketing básica. Afortunadamente, esto no es ningún misterio. Piensa en los productos que quieres incluir en tu tienda online: ropa, joyas, fotografías, revistas ... Luego crea una identificación. Piense en un nombre que refleje el espíritu de la tienda de segunda mano en línea que desea crear. De esta manera, sus futuros clientes podrán recordar su tienda y volver a comprar más.

2. Invierte en la imagen

Cualquiera que quiera tener éxito con una tienda de segunda mano en línea debe invertir en las imágenes de sus productos. Al igual que en las tiendas físicas, los productos deben estar bien identificados, por lo que una buena foto marca la diferencia. Busque diferentes ángulos e invierta en la calidad de la cámara; los resultados serán excelentes ventas!

3. Crea una cuenta en una red social.

Tomando el impulso del consejo anterior, las redes sociales son un gran espacio para exponer fotos de tus productos. Existen medios fotográficos especializados, como Instagram, que pueden significar una gran oportunidad para que tu negocio sea visto. Muchos emprendedores crean sitios web especializados con opciones avanzadas, como una tienda online. Sin embargo, si solo desea vender algunos artículos que ya no usará, puede ser que la bandeja de entrada de una página de Facebook sea suficiente. ¡Pero no descartes otras opciones!

4. Buscar aplicaciones y sitios de intercambio

Para aquellos que solo quieren vender ropa o objetos usados, el modelo de tienda de segunda mano en línea se aplica en mercados como Minestore. Algunos sitios web también tienen aplicaciones para teléfonos inteligentes que facilitan la compra y venta de automóviles usados. Allí podrás crear una cuenta y, de forma muy sencilla, ponerte en contacto con posibles compradores, además de contar con un buen espacio virtual para exhibir tus productos.

5. Mantenga intactos los productos de su tienda en línea

Para que sus ventas en línea tengan éxito, los productos deben verse exactamente como las imágenes, ¿no es así? Luego reserve un lugar en su casa para almacenar cada pieza. En el caso de la ropa, opta por guardarla en bolsas de plástico y en lugares secos y aireados, para evitar el moho o las polillas. Nunca intente vender una pieza dañada o manchada. Leer más: 9 consejos sobre cómo lavar, planchar y guardar ropa delicada

6. Sea claro sobre el método de envío

Cuando alguien decide comprar uno de sus productos, el siguiente paso es el envío. Si no tiene la intención de continuar en el negocio y solo quiere vender partes que ya no usará, probablemente usará la oficina de correos para enviar las partes en lugar de contratar un transportista. Por lo tanto, siempre preste atención a los detalles: asegúrese de que la dirección del destinatario sea correcta y solicite siempre el código de seguimiento en línea. También notifique al cliente la fecha y hora de envío. Como institución pública, la Oficina de Correos también puede enfrentarse a períodos de huelga. Presta atención a estos movimientos para que tus ventas no se vean comprometidas, y ten siempre presente un plan B. Lo importante es estar siempre en contacto con tu cliente y ser lo más claro posible.

7. Abuso de la creatividad en las descripciones

¡No se limite a la hora de describir sus productos! Sea irreverente, gracioso y atractivo. Comprenda que las tiendas de segunda mano tienen una cierta informalidad en las ventas y no necesitan demostrar que sus productos son únicos. Abusa de esto: acércate a tu cliente describiendo un par de jeans como "la pieza que ya has hecho y sigue marcando la diferencia en una cita", por ejemplo.

WILLIAM BASTOS || TROZOS ESCOGIDOS