Moretones: 9 remedios caseros para aliviar el dolor

Simplemente deja de notar una brecha y tropieza para quedarte fuera de combate durante varios días debido a un esguince de tobillo. Pero para aquellos que conocen los métodos correctos de primeros auxilios para los moretones y aún recurren a remedios caseros, el proceso de curación es mucho más rápido.

En el tratamiento, lo más importante es reaccionar de inmediato. Enfriar la zona es la ayuda más eficaz, ya que alivia el dolor y cierra las arterias. Por lo tanto, coloque la parte afectada del cuerpo durante algún tiempo bajo agua corriente fría o coloque piedras de hielo o compresas de gel sobre la herida.

Pero en caso de una contusión en el tobillo, quítese los zapatos solo después de enfriarse, ya que también minimiza la hinchazón. Después de enfriar, mantenga la parte magullada hacia arriba, evitando así una mayor hinchazón. La mejor posición para el pie lesionado es con la pantorrilla de la pierna afectada sobre una almohada, de modo que la pierna permanezca estirada y ligeramente levantada.

Remedios caseros

1. Alcohol

El alcohol ayuda a enfriar y actúa contra la hinchazón. Por este motivo, las compresas frías de esta sustancia son un clásico en el tratamiento de los hematomas.

2. Acetato de aluminio

El acetato de aluminio está presente en varias farmacias caseras. Para una compresa fría, que alivia la hinchazón y el dolor, mezcle esta sustancia con alcohol al 70% en la misma proporción. Luego, empapa un pañuelo y aplícalo sobre la parte afectada.

3. Cuajada

Una compresa de cuajada fría también ayuda mucho.

4. Semillas

Una alternativa es poner una bolsa de semillas refrigeradas.

5. Aceite de hoja perenne

Cuando se aplica pronto, el aceite de hoja perenne ayuda a evitar que la lesión se hinche.

6. Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té promueve la recuperación. Por tanto, frote suavemente unas gotas sobre la piel de la zona afectada.

7. Castaño de Indias

Las cremas y tinturas a base de castaño de indias, consuelda o hierba de San Juan (que se encuentran en la farmacia) aceleran el proceso de curación.

8. Árnica

Para hacer una tintura de árnica, remoje durante dos semanas 100 g de flores de árnica secas en 500 ml de alcohol al 70%. Luego cuele y reserve en una botella oscura. Se puede obtener una compresa analgésica mezclando 1 cucharadita de tintura con 250 ml de agua fría. Remojar un paño y dejar actuar durante 10 minutos sobre la zona afectada.

9. Cortezas de roble

El caldo de corteza de roble (100 g de corteza en 500 ml de agua, tiempo de cocción de 15 minutos) ayuda a la regeneración.

Consejo extra: crema de eneldo

Esta crema alivia el dolor causado por hematomas. Mira los ingredientes:

  • 2 cucharadas de eneldo picado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 poco de cera de abejas

Mezclar el eneldo y el aceite, reservar 24 horas y pasar por el colador. Luego mezcle con la cera caliente para formar una pasta cremosa. Aplicar la crema sobre la zona afectada.