Consejos caseros para calmar los trastornos gastrointestinales

Entre comidas pueden aparecer dolor de estómago y otros problemas gastrointestinales. Pero no tienes por qué dejar de comer ese plato que has estado esperando todo el año para disfrutarlo. Sin embargo, antes, esté equipado con los mejores antídotos contra el dolor y otras molestias para disfrutar a gusto. Algunos de estos remedios los puedes tener en tu despensa. Además de ser simples, son extremadamente efectivos. ¡Así que no pierdas el tiempo y escribe estos consejos!

Calmante de estómago

Algunas hojas, flores y semillas de hierbas se utilizan tradicionalmente para tratar problemas gastrointestinales, como indigestión, náuseas y dolor de estómago. Entre ellos se encuentran: angélica, hinojo, semilla de comino, manzanilla, canela, hinojo, jengibre, albahaca, orégano y menta. Y todos pueden usarse para hacer una infusión o té de hierbas.

Cúrcuma para domesticar el estómago

Para aliviar los calambres estomacales, agregue 1 cucharadita de esta hierba de olor suave a 1 taza de 240 ml de agua. O rocíe el condimento sobre lo que está comiendo. La cúrcuma es un remedio antiguo procedente de India y Oriente Medio para tratar los cólicos en los niños, además de ser un conocido antiespasmódico.

Haz tu aire más limpio

Todo el mundo tiene gases y esto no se considera una enfermedad. Incluso las causas pueden ser varias. Entonces, para ayudar a mantener la flatulencia bajo control, pruebe uno de los siguientes tés o infusiones:

  • Semillas de comino : vierta 240 ml de agua hirviendo sobre 1 o 2 cucharaditas de semillas de comino recién molidas. Luego déjelo reposar de 10 a 15 minutos y cuele. Beba una taza llena de dos a cuatro veces al día, entre comidas.
  • Semillas de hinojo : siga las mismas instrucciones que para reemplazar las semillas de hinojo. Beber antes o después de las comidas.
  • Hojas secas de menta : vierta 240 ml de agua recién hervida sobre 1 cucharada de hojas secas de menta. Luego, déjelo en infusión durante 10 a 15 minutos y coloree. Beba una taza de té caliente de tres a cuatro veces al día.
  • Eneldo (eneldo o eneldo) : para una infusión suave de semillas de eneldo, vierta 240 ml de agua recién hervida sobre 1 cucharadita de semillas de eneldo molidas y deje reposar durante 10 a 15 minutos. Luego cuele y beba antes o después de las comidas.
  • Hinojo : siga las mismas instrucciones que antes, reemplazando el eneldo con las hojas de hinojo. ¡Pero ten cuidado! Antes de ofrecérselo a alguien, ¡asegúrese de que no sea alérgico al hinojo!

Prefiero el jengibre

La raíz de jengibre se ha utilizado durante miles de años para tratar la indigestión y la diarrea. Las investigaciones realizadas en los últimos años han demostrado que dos de los compuestos del jengibre, el gingerol y el shogaol , también actúan sobre el oído interno y el sistema nervioso central. En el tracto gastrointestinal, ayuda a reducir las náuseas y los mareos. Por lo tanto, beba 1 taza del té de jengibre virtualmente milagroso después de las comidas. Esto ayudará a mantener su sistema digestivo en buen estado de funcionamiento.

vinagre de manzana

El vinagre de sidra de manzana, a diferencia del vinagre blanco, contiene ácido málico y puede ayudar a equilibrar el pH del estómago. Mezclar 2 cucharaditas de vinagre de manzana en 240 ml de agua y tomar hasta tres veces al día para mejorar la digestión y evitar un dolor de estómago inminente.

Trate la diarrea con bayas

Para aliviar la diarrea, hierva de 2 a 3 cucharadas de moras, arándanos o arándanos (o sus hojas secas) en 360 ml de agua durante 10 minutos y cuele. Beba 1 taza de este tónico para combatir la diarrea varias veces al día. Pero prepáralo de nuevo con cada ingestión. Algunos herbolarios recomiendan tomar 2 cucharadas cada 4 horas.

Melaza para el estreñimiento

Este subproducto del refinado de azúcar contiene grandes cantidades de calcio, magnesio, potasio y hierro. Además, reduce eficazmente el estreñimiento. Como se trata básicamente de caña de azúcar concentrada, cepíllate los dientes después de ingerir el producto. Tome 1 cucharada de melaza antes de acostarse.

¡Listo! Ahora tiene una guía completa para acabar con cualquier trastorno gastrointestinal. Por lo tanto, no deje que el dolor y las náuseas acaben con su día. ¡Invierte en soluciones caseras!