Potasio: ¿para que sirve? Conozca sus beneficios

El tercer mineral más abundante en el cuerpo, después del calcio y el fósforo, el potasio es un electrolito. Es decir, una sustancia que asume una carga positiva o negativa cuando se disuelve en el medio acuoso del torrente sanguíneo. Casi todo el potasio del cuerpo se encuentra dentro de las células. ¿Pero para qué sirve?

¿Qué hace el potasio?

Junto con otros electrolitos, el potasio se usa para conducir los impulsos nerviosos. Además, inicia las contracciones musculares y regula la frecuencia cardíaca y la presión arterial. También controla la cantidad de líquido dentro de las células y el sodio regula la cantidad fuera de las células; de modo que los dos minerales trabajen juntos para equilibrar los niveles de líquidos en el cuerpo. El potasio hace que el cuerpo sea capaz de convertir el azúcar presente en la sangre (glucosa) en glucógeno; una forma de energía almacenada que los músculos y el hígado mantienen como reserva.

Cada vez más estudios han demostrado que las personas que obtienen una gran cantidad de potasio de su dieta tienen una presión arterial más baja que aquellas que ingieren cantidades muy pequeñas. Este efecto es cierto incluso cuando la ingesta de sodio sigue siendo alta.

Principales beneficios

El potasio, a través de sus efectos sobre la presión arterial, también puede disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. En un estudio, un grupo de personas que sufrían de hipertensión comía una porción de alimentos ricos en potasio todos los días. Al final del estudio, se dieron cuenta de que reducían el riesgo de accidente cerebrovascular fatal en un 40%. Una investigación de 12 años reveló que los hombres que ingirieron una cantidad mínima de potasio tenían dos veces y media más probabilidades de morir de un derrame cerebral que aquellos que consumieron la cantidad máxima. Para las mujeres con una ingesta baja de potasio, el riesgo de accidente cerebrovascular fatal era casi cinco veces mayor.

¿Cuánto necesita?

No hay una ingesta diaria recomendada (IDR). Sin embargo, la mayoría de los expertos recomiendan de 2000 a 3000 mg por día. Es posible que se necesite una cantidad mayor para controlar la presión arterial.

Las frutas y verduras frescas, como plátanos, naranjas y papas, tienen un alto contenido de potasio. Las carnes rojas, las aves, la leche y el yogur también son buenas fuentes.

Encontrado en una amplia variedad de alimentos, es prácticamente imposible no obtener suficiente cantidad de este mineral para realizar funciones corporales básicas. Sin embargo, puede ocurrir una deficiencia grave con cualquier persona que tome diuréticos potentes o que sufra de diarrea o vómitos extremos. Los primeros signos de deficiencia de potasio son debilidad muscular y náuseas. Si no se restablece, los niveles bajos pueden provocar insuficiencia cardíaca.

¡Pero atención! No tome suplementos de potasio sin consultar a su médico si tiene una enfermedad renal o está tomando medicamentos para la presión arterial alta o problemas cardíacos.